Enfermedades Comunes en las Aves de Corral

Introducción

Qué es un galliforme o ave gallinácea?

El orden Galliformes consiste en aves de cuerpo pesado que se alimentan al nivel del suelo como la gallina, el pavo, la codorniz y el faisán. Las aves gallináceas que se encuentran más comúnmente en la práctica clínica son las gallinas (Gallus gallus) y los pavos (Meleagris gallopavo).

Qué es una bandada de aves de corral?

Las bandadas de aves de corral consisten en aves de carne y caza; o aves ornamentales o de exhibición (Figura 1). Una consideración importante cuando se trabaja con aves de corral es saber si las aves o sus huevos serán utilizados como alimento humano, ya que esto tendrá un impacto en las decisiones relacionadas con el tratamiento.

La mayoría de aves de corral son obtenidas para la producción de carne y huevos

Figura 1. La mayoría de aves de corral son obtenidas para la producción de carne y huevos. Imagen por Tabii. Haga Click para agrandar.

Debido a su pequeño tamaño, las bandadas no-comerciales no se registran en las bases de datos nacionales. El Registro de Aves de Corral de Inglaterra no registra bandadas de menos de 50 aves (Smith 2011). El estudio de aves de corral desarrollado por el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud Animal (NAHMS) en el 2004, definió las bandadas de aves de corral como residencias con menos de 1,000 aves (Garber 2007). Sin embargo, una encuesta de aves de corral en Colorado encontró que la mayoría de las bandadas (68.6%) consistieron en menos de 50 aves (Smith 2012). La popularidad de la crianza de aves de corral ha crecido en los últimos años como una extensión de la comida local urbana o movimiento “locavore”. En un estudio reciente, se encontró que la mayoría de estas aves son mantenidas para la producción de carne o huevos (Smith 2012).

Las aves de corral son raramente vacunadas a menos que el grupo sea muy grande, se trate de una bandada de cría o si hay una enfermedad persistente. El cuidado y la alimentación también pueden ser subóptimos si los nuevos propietarios no están familiarizados con la crianza de aves de corral.

Tomando la historia clínica

La historia para las aves de corral debe incluir todas las preguntas estándar que se hacen para el paciente aviar al igual que preguntas sobre la vacunación (Figura 2). También se debe determinar…

  • Es el ave considerada una mascota o estrictamente una fuente de alimento (Morishita 1999, Harris 2011)?
  • Es la bandada abierta o cerrada (por ejemplo, se expone a otras aves de corral de exhibición, etc)?
  • Las personas que las cuidan tienen contacto con otras aves fuera de las instalaciones que podrían servir como una fuente de enfermedad?
  • Cuál es el tipo de comida y la fuente de agua?
  • Cuál es el tipo de alojamiento?
Determine durante la historia si el ave presentada se considera una mascota o es estrictamente una fuente de alimento

Figura 2. Determine durante la historia si el ave presentada se considera una mascota o es estrictamente una fuente de alimento. Imagen de ‘Buttercup’ la gallina mascota por B. Dubya. Haga Click para agrandar.

Condiciones comúnmente vistas en las aves de corral

Las condiciones comúnmente encontradas en gallinas y pavos a menudo incluyen endoparásitos como Eimeria spp., Pasteurelosis o cólera aviar, micoplasmosis, estafilococosis y colibacilosis. Otro problema común es la presentación de trauma, que por lo general se puede clasificar como heridas de ataque o fracturas de los huesos largos (Murray 2012, Harris 2011) (Figura 3).

Las lesiones traumáticas como las heridas por mordedura son un problema que se presenta comúnmente en las aves de corral

Figura 3. Las lesiones traumáticas como las heridas por mordedura son un problema que se presenta comúnmente en las aves de corral. Imagen por Steve P. Haga Click para agrandar.

A continuación encontrará una colección de listas de diagnósticos diferenciales de problemas clínicos comunes que se observan en las aves gallináceas. Estas listas abreviadas no deben de ningún modo sustituir el juicio profesional en la evaluación de su paciente. Estas listas están solamente diseñadas como un sistema auxiliar o recordatorio y nunca se deben utilizar para la toma de decisiones de diagnóstico.

El ave con el plumaje erizado

Los signos no específicos de enfermedad incluyen un plumaje erizado, depresión, anorexia y una apariencia encorvada. Los diagnósticos diferenciales de un ave con plumaje erizado incluyen:

  • La colibacilosis o infección por Escherichia coli en pollos y pavos igual o menores a 1 semana de edad (Figura 4)
    a colibacilosis es comúnmente vista en pollos y pavos de una semana de edad o más jóvenes

    Figura 4. La colibacilosis es comúnmente vista en pollos y pavos de una semana de edad o más jóvenes. Imagen por Ian S.H. Haga Click para agrandar.

    La colibacilosis se refiere a cualquier infección localizada o sistémica causada por Escherichia coli patógena aviar (APEC). La mayoría de APEC aislados a partir de aves de corral son solo patogénicos para las aves; estos organismos representan un bajo riesgo de enfermedad para las personas y otros animales (Saif 2008).

    La colibacilosis puede ser secundaria a la contaminación fecal de huevos que causa la enfermedad en pollos y pavos de 1 semana de edad o menos. Las aves afectadas se encuentran letárgicas y edematosas. Si la infección involucra al saco vitelino, el ombligo también aparecerá inflamado (Morishita 1996).

    La colibacilosis también se puede transmitir por inhalación o ingestión, lo cual ocurre con mayor frecuencia durante los períodos de clima frío cuando las aves se encuentran alojadas en el interior. Escherichia coli comúnmente afecta el tracto respiratorio de los pollos y pavos, a menudo causando aerosaculitis (Morishita 1996). Las gallinas sobrevivientes pueden desarrollar salpingitis y huevos retenidos. El celoma de las aves afectadas se puede encontrar muy dilatado debido a una acumulación de restos de huevo en el oviducto.

  • Cólera aviar
  • Septicemia causada por Salmonella gallinarium o tifosis aviar
  • Leucosis linfoide
  • Virus de la enfermedad de Newcastle
  • Infección por nematodos (Ascaridia galli)
  • Retención de huevos
  • Trauma
  • La oviposición interna (la presencia de huevos de cáscara blanda o totalmente formados, libres en el celoma) o celomitis por huevo, por lo general ocurre de forma secundaria a peristaltismo inverso o retrogrado.

Cólera aviar

El bacilo Gram-negativo Pasteurella multocida causa el cólera aviar. Los brotes de cólera aviar se reportan con mayor frecuencia en los pollos, pavos, patos y gansos domésticos. Sin embargo, otros tipos de aves gallináceas, aves de compañía, galliformes de zoológico y aves silvestres incluyendo a las aves de presa, también pueden infectarse. Entre los pollos, la muerte se produce normalmente en aves ponedoras de mayor edad. Las aves jóvenes (menores de 16 semanas de edad) son relativamente resistentes. La pasteurelosis se ve esporádicamente en aves de corral, especialmente aquellas que tienen exposición a otras aves de corral a través de exhibiciones. La Pasteurella multocida aislada de aves afectadas con cólera aviar suele matar a los conejos y los ratones, pero otros mamíferos son resistentes.

El cólera aviar es clásicamente una enfermedad aguda que causa septicemia con tasas altas de morbilidad y mortalidad. Los signos clínicos pueden incluir:

  • Plumaje erizado
  • Depresión
  • Fiebre
  • Anorexia
  • Secreción mucosa de la boca
  • Diarrea
  • Taquipnea
  • Cianosis

A menudo la cianosis se desarrolla inmediatamente antes de la muerte y es más evidente en las áreas sin plumas de la cabeza como la cresta y las barbillas. Debido a que el curso de la enfermedad dura sólo unos pocos días, la muerte es a veces el primer hallazgo reconocido por los propietarios, especialmente en los pavos. Los sobrevivientes de la forma aguda de cólera aviar más tarde pueden sucumbir a la debilidad, la cual es secundaria a la emaciación y deshidratación. Las aves también pueden llegar a tener una infección crónica y se pueden recuperar.

El tracto respiratorio es un sitio importante de la infección crónica por P. multocida que causa sinusitis infraorbitaria, estertores traqueales y disnea. Los signos clínicos también puede estar relacionados con infecciones localizadas. Por ejemplo, una infección local que involucra el oído medio y/o los huesos del cráneo puede causar tortícolis. Los signos clínicos de las infecciones focales pueden incluir:

  • Conjuntivitis
  • Lesiones faríngeas exudativas
  • Inflamación de las articulaciones y/o almohadilla plantar
  • Inflamación de la bolsa esternal
  • Inflamación de las barbillas (pollos)
  • Tortícolis

Un diagnóstico tentativo de cólera aviar agudo se puede hacer mediante la demostración de organismos bipolares en un frotis de hígado mediante la tinción de Wright. La microscopía de inmunofluorescencia también se puede utilizar para identificar P. multocida en tejidos o exudados. El diagnóstico definitivo se basa en el aislamiento del microorganismo a partir de tejidos o sangre. Pasteurella spp. se puede aislar fácilmente en aves con cólera aviar agudo y por lo general en lesiones de casos crónicos. Es menos probable aislar el organismo a partir de sobrevivientes debilitados de un brote agudo. La médula ósea, la sangre del corazón, el hígado, las meninges y las lesiones focales son las muestras preferidas para el cultivo. Muestras ante mortem pueden incluir hisopos de la coana, lavados nasales o aspirados de los senos nasales.

En casos agudos de cólera aviar, los resultados de la necropsia se asocian con alteraciones vasculares como petequias, equimosis e hiperemia generalizada. A menudo, se ve un gran número de bacterias microscópicamente dentro de los vasos sanguíneos.

La terapia antimicrobiana tiene más probabilidades de tener éxito en el tratamiento de cólera aviar cuando se inicia con prontitud y en base a resultados de un antibiograma. Como muchos organismos Gram-negativos, las cepas de Pasteurella pueden variar en la susceptibilidad a los agentes quimioterapéuticos. Las sulfamidas, la penicilina y los alimentos que contengan tetraciclinas son opciones empíricas populares.

Virus de la Enfermedad de Newcastle

Aunque se han identificado nueve serotipos del paramixovirus aviar (APMV), el virus de la enfermedad de Newcastle (NDV) o APMV-1, sigue siendo el patógeno más importante de las aves de corral. La enfermedad de Newcastle es enzoótica en las aves de corral en gran parte de África, Asia, América Central y partes de América del Sur. En regiones más desarrolladas, epizootias esporádicas se presentan de una forma bastante regular. Cuatro panzootias en todo el mundo han sido reconocidas desde que la enfermedad fue descubierta por primera vez. Por esta razón, la enfermedad de Newcastle es monitoreada por la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, así como también por la Organización Mundial de la Salud Animal (Saif 2008).


Las variaciones en cepas de huésped y del virus significan que la enfermedad clínica puede variar desde asintomática a severamente patógena con importantes pérdidas económicas (Tabla 1).

Tabla 1. El paramixovirus-1 aviar se puede agrupar en patotipos
FormaSignos respiratoriosSignos neurológicosProducción de huevosSignos gastrointestinalesComentarios
Forma velogénica viscerotrópica (VV)Los signos a menudo comienzan con taquipnea, apatía y debilidadAntes de la muerte, temblores musculares, tortícolis, opistótonos y parálisis de las patas y alas pueden ser evidentes Una diarrea verde se ve con frecuencia en las aves que no mueren al comienzo de la infecciónPuede causar edema alrededor de los ojos y la cabeza; la mortalidad alcanza con frecuencia el 100% en las bandadas de pollos susceptibles
Forma velogénica neurotrópicaAparición súbita de una enfermedad respiratoria graveLos signos neurológicos siguen a los signos respiratorios después de 1-2 díasLa producción de huevos cae dramáticamenteLa diarrea usualmente está ausenteLa morbilidad puede llegar al 100%, la mortalidad es considerablemente más baja (se ha informado hasta un 50% en los adultos y un 90% en las aves jóvenes)
Forma mesogénicaPor lo general causa enfermedades respiratorias en infecciones de campoLos signos neurológicos pueden ocurrir, pero no son comunesCaída marcada en la producción de huevos que puede durar varias semanas La mortalidad es generalmente baja, excepto en aves muy jóvenes y susceptibles
Forma lentogénicaEnfermedad respiratoria grave en aves jóvenes y susceptibles   No suele causar enfermedad en los adultos, las aves jóvenes a menudo mueren

El paramixovirus aviar se diagnóstica mediante la detección directa de antígenos virales y/o el aislamiento del virus de hisopos cloacales o faríngeos.


Se cree que la enfermedad de Newcastle es transmitida por inhalación o ingestión. La transmisión vertical también puede ocurrir pero esto es controversial (Saif 2008). La propagación del virus o métodos implicados en epizootias incluyen:


  • Movimiento de las aves

  • Contacto con otros animales

  • Movimiento de personas y equipo

  • Movimiento de productos avícolas

  • Transmisión aérea

  • Agua o alimentos contaminados 

  • Vacunación

Aves como los gallos de pelea, han sido implicados en brotes de la enfermedad de Newcastle en los Estados Unidos en 1975 y 1998. Sin embargo, el brote más notable ocurrió en el sur de California en el período 2002-2003. Aunque visto inicialmente en pequeños grupos de aves de corral, la enfermedad se extendió a 21 bandadas comerciales grandes de ponedoras de huevos. Se encontró que el factor de riesgo más alto de estas bandadas comerciales fueron los empleados agrícolas expuestos a aves de corral infectadas.


La enfermedad de Newcastle también tiene un cierto potencial zoonótico. En los humanos, el virus puede causar conjuntivitis unilateral o bilateral, edema de los párpados, epífora y hemorragia subconjuntival. Las infecciones son generalmente transitorias.

Problemas reproductivos

Los problemas reproductivos son un hallazgo común en las aves de corral (Morishita 1995). Los clientes pueden no observar o reconocer problemas en el grupo de aves hasta que la producción de huevos se ve influenciada. Las condiciones vistas con frecuencia incluyen la salpingitis o infección del oviducto, impactación del oviducto, oviposición interna y la retención de huevos. Cada vez que la enfermedad reproductiva se confirma o se sospecha, la historia debe incluir:

  • Ha habido una caída en la producción de huevos?
  • Ha habido un cambio en la calidad externa o interna de los huevos?

Las enfermedades como la bronquitis infecciosa en pollos pueden afectar la calidad interna y externa del huevo.

Algunas aves pueden ser “falsas ponedoras”. Muestran las características de la producción de huevos, pero no colocan ningún huevo. Las reducciones en la puesta de huevos son un motivo de consulta frecuente (Tabla 2).

Tabla 2. Causas importantes de caídas en la producción de huevos en las aves gallináceas

CategoríaEtiologíaEspeciesComentarios
Relacionadas al cuidadoCambio en el tipo de manejo  
 Cambio en la temperatura  
 Huevos ingeridos por predadores La producción de huevos parece caer, pero es de hecho normal
 Huevos destruidos por otras aves en el mismo encierro La producción de huevos parece caer, pero es de hecho normal
Enfermedades viralesVirus de la enfermedad de NewcastlePollos, pavos 
 Virus de la bronquitis infecciosa (coronavirus)Pollos, todas las edades 
 Influenza aviar  
 Laringotraqueítis infecciosaPollos 
 Viruela aviar  
 Encefalomielitis aviar  
 Leucosis linfoidePollos 
 Virus de la enfermedad de MarekPollos 
 Enteritis coronaviralPavos 
 Encefalitis equina del esteCodorniz japonesa, faisán 
Enfermedades bacterianasEscherichia coli  
 Cólera aviar  Salpingitis, huevos retenidos
 Micoplasmosis  Salpingitis
 Salmonelosis  
 Coriza infecciosaPollos 
Enfermedades parasitariasEndoparásitos Incluyendo coccidiosis
Enfermedades nutricionalesParálisis de las ponedoras Razas de alta producción de huevo como las gallinas Leghorn pueden ser más susceptibles a la fatiga de jaula (Morishita 1999)  
 Síndrome hemorrágico del hígado graso  
 Dieta baja en sal  

Las aves que reciben alimentos preparados comercialmente son menos propensas a sucumbir a las enfermedades relacionadas con la nutrición (Morishita 1999). Las “ponedoras falsas” o la producción anormal del huevo puede ser el resultado de una infección previa con el virus de la bronquitis infecciosa (IBV) en pollos (Morishita 1999). La salpingitis también puede ocurrir por una enfermedad respiratoria previa, como la aerosaculitis por E. coli o colibacilosis (Morishita 1995).

Diagnósticos diferenciales importantes para los cambios externos del huevo como huevos con formas anormales, cáscara del huevo gredosa, huevos con cáscara delgada o huevos sin cáscara incluyen condiciones que afectan al oviducto en general y condiciones que afectan la glándula de la cáscara o el útero, como por ejemplo:

  • Eimeria spp.
  • Virus de la enfermedad de Newcastle
  • Virus de la bronquitis infecciosa (pollos)
  • Micotoxicosis

Los desequilibrios en minerales y la urolitiasis también son diferenciales importantes para las anormalidades externas del huevo.
Una causa importante de los cambios internos del huevo como claras líquidas, es la infección previa con el virus de la bronquitis infecciosa (Morishita 1999).

El nematodo que afecta a los pollos y pavos, Ascaridia galli, es un problema común en las aves de corral. De vez en cuando se pueden encontrar estos nematodos en los huevos cuando las aves se encuentran severamente parasitadas. Los gusanos salen del recto y luego entran en el oviducto a través de la cloaca, donde pueden llegar a ser incorporados en el huevo (Morishita 1995).

Signos respiratorios

Causas importantes de enfermedades respiratorias en las aves de corral incluyen el cólera aviar, la micoplasmosis y la laringotraqueítis infecciosa (Figura 5) (Tabla 3). La laringotraqueítis infecciosa (ILT) es particularmente común en las aves de exhibición que entran en contacto con aves portadoras asintomáticas.

Causas importantes de sinusitis en aves galliformes incluyen la micoplasmosis, criptosporidioisis y la pasteurelosis

Figura 5. Causas importantes de sinusitis en aves galliformes incluyen la micoplasmosis, criptosporidioisis y la pasteurelosis. Imagen proporcionada por el Dr. M. Scott Echols. Haga Click para agrandar.

Tabla 3. Causas importantes de enfermedades respiratorias en aves gallináceas

EnfermedadEspeciesPresentación clínica clásica
Bordetella avium

(Coriza infecciosa)
Esporádicamente vista en pavosEstornudos

Secreción nasal

Estertores traqueales

Disnea

Poco común en grupos cerrados
Mycoplasma gallisepticumComún en los pollosSecreción nasal

Sonidos parecidos a la tos

Estertores traqueales

La sinusitis es especialmente común en los pavos, pavos reales
Pasteurella multocida

(Cólera aviar)
Pollos y pavos adultosDisnea y alta mortalidad en la forma aguda de la enfermedad en pavos

La sinusitis es especialmente común en los pavos, pavos reales

Barbillas inflamadas
Influenza aviarReportado con frecuencia en aves acuáticas silvestres (patos, gansos, aves costeras, gaviotas, golondrinas de mar, alcas). Esporádicamente aislado en aves de corral domésticas, más frecuentemente en pollos, pavos y patos.Estornudos

Sonidos parecidos a la tos
Bronquitis infecciosaPollosSecreción nasal
Laringotraqueítis infecciosa (herpesvirus)Pollos (especialmente pollos de exhibición), faisanes; generalmente > 5 semanasSonidos parecidos a la tos

Disnea

Una secreción expectorante mucoide y sangrienta se produce en los casos graves, esto se nota especialmente en aves con plumas blancas

Alta mortalidad
Virus de la enfermedad de NewcastleSe ha encontrado que la mayoría de especies de aves domésticas, en aviarios y silvestres pueden ser susceptibles. Las cepas lentogénicas y mesogénicas son comunes en las aves domésticas en los Estados Unidos.Sonidos parecidos a la tos

Disnea
Viruela aviar - Poxvirus

(forma diftérica)
Todas las especies de aves son susceptibles a alguna cepa de viruela. Lesiones diftéricas ocurren con frecuencia en los faisanes y codornices infectadas.Nódulos blancos o placas caseosas en la mucosa de la orofaringe, laringe, tráquea

Causa disnea, alta mortalidad
CriptosporidiosisPavo, codornizEstornudos

Sinusitis

Sonidos parecidos a la tos

Estertores traqueales

Disnea

Alta mortalidad en la codorniz
Parásitos traquealesGénero Syngamus (pollos, pavos, faisanes, pavos reales); Cyathostoma (pavos)Estertores traqueales

Disnea

Sacudir la cabeza

La aspergilosis también se puede ver en el Orden Galliformes, pero rara vez es un patógeno primario en las aves de corral.

Mycoplasma gallisepticum

La causa más común de la enfermedad respiratoria crónica (ERC) en pollos y la sinusitis infraorbitaria en pavos es Mycoplasma gallisepticum. Mycoplasma gallisepticum es común en aves de corral. El inicio de la enfermedad es a menudo insidioso. Los signos clínicos pueden incluir signos no específicos de malestar, estertores traqueales, tos, secreción nasal, conjuntivitis y una caída en la producción de huevos. Secreciones oculares espumosas también pueden observarse en los pavos. Los signos clínicos también pueden ser más pronunciados con una infección concurrente por E. coli o laringotraqueítis infecciosa. La enfermedad puede ser transmitida a través de huevos obtenidos de fuentes avícolas no comerciales. La micoplasmosis tiende a ser variable en severidad y duración, pero es típicamente más grave y prolongada durante los meses más fríos. La enfermedad también es más grave en las aves más jóvenes.

Influenza aviar

Los virus de la influenza aviar (IA) tienen una distribución mundial. Los informes más frecuentes de IA se producen en especies silvestres como las aves acuáticas, aves costeras, gaviotas y los estérnidos y son son consideradas reservorios del virus de influenza aviar (Saif 2008). De hecho, los patos nadadores como los ánades reales (Anas platyrhynchos) tienen las tasas de aislamiento de virus de influenza aviar más altas que se han reportado. Hasta un 60% de ánades reales jóvenes están infectados antes de la migración de finales de verano.

Las aves gallináceas no son reservorios naturales del virus de influenza aviar. La gripe aviar ha sido esporádicamente aislada en aves de corral, con mayor frecuencia en pollos, pavos y patos domésticos. La mayoría de las infecciones de influenza en aves domésticas han provenido de virus de influenza de origen aviar, sin embargo los virus H1N1, H1N2 y H3N2 de influenza porcina han infectado pavos, especialmente a los criadores de pavos.

En los últimos años, los brotes de virus de influenza aviar altamente patógena (HPAI) han causado la muerte de millones de aves de corral y de más de 200 seres humanos en todo el mundo (Bavinck 2009). Afortunadamente las investigaciones sugieren que las aves de corral han jugado un papel marginal en los recientes brotes en bandadas comerciales de gripe aviar altamente patógena (Smith 2011, Bavinck 2009).

La influenza aviar se replica dentro de los órganos respiratorios, intestinales, renales y/o reproductivos. El virus puede ser eliminado a través de las fosas nasales, la boca, la conjuntiva y la cloaca en las aves infectadas. El virus se transmite por contacto directo o través de una exposición indirecta a fomites contaminados por el virus.

Las tasas de morbilidad y mortalidad en aves de corral son variables y dependen de la patogenicidad del virus y el huésped. Los hallazgos clínicos pueden incluir:

  • Descarga oculonasal
  • Sinusitis infraorbital
  • Disnea, taquipnea
  • Cianosis
  • Edema de la cabeza, cresta y barbillas
  • Hemorragias equimóticas subcutáneas de las piernas y los pies
  • Descargas nasales y orales teñidas de sangre
  • Diarrea verde
  • Tortícolis, opistótonos, ataxia

Los virus de la influenza aviar pueden ser recuperados comúnmente a partir de hisopos traqueales, orofaríngeos o cloacales de aves vivas o muertas. El diagnóstico definitivo de la IA se basa en el aislamiento del virus o la detección directa de proteínas o genes virales de influenza aviar en muestras como tejidos, hisopos, cultivos celulares o huevos embrionados.

Placas orofaríngeas

Diagnósticos diferenciales importantes en las aves gallináceas con placas orofaríngeas incluyen:

El crecimiento excesivo de Candida albicans ocurre generalmente de forma secundaria a el uso prolongado de antibióticos o en aves de corral criadas en condiciones ambientales adversas..

Diarrea

Hay muchos agentes infecciosos que pueden causar enteritis en galliformes. Los diagnósticos diferenciales importantes incluyen:

  • Eimeria spp.

La coccidiosis es común en pollos y pavos criados en pisos de tierra. Las cargas pesadas de coccidia pueden causar diarrea con sangre. Las diferentes especies afectan a diferentes partes del tracto intestinal, con algunas especies como Eimeria tenella que afecta solamente el ciego hasta causar tiflitis hemorrágica y el desarrollo de un núcleo en el ciego. La enfermedad se puede complicar con la infección por E. coli o Clostridium perfringens (enteritis necrótica).

Escherichia coli se ha asociado con enteritis, pero se necesita más investigación para determinar el papel real en tiflitis y en el desarrollo de un núcleo cecal (Morishita 1996).

La leucosis linfoide es una infección retroviral que causa tumores en pollos de 14 semanas de edad y mayores. La incidencia de la leucosis aviar es generalmente baja (< 4%) sin embargo, la mortalidad puede ser alta en las aves afectadas. La leucosis linfoide se transmite transováricamente; las gallinas eliminan el virus en los huevos. Los polluelos resultan infectados al nacer y eliminan el virus durante toda su vida. Los resultados de la necropsia incluyen una profunda hepatomegalia, bursitis y nódulos neoplásicos. A diferencia del virus de la enfermedad de Marek, el sistema neurológico no esta involucrado en la leucosis linfoide.

En el cólera aviar agudo la materia fecal es inicialmente líquida y blanca, pero más tarde se convierte en verde y de consistencia mucoide (Tabla 4).

  • La enteritis coronaviral es una enfermedad aguda, altamente contagiosa de los pavos.

Tabla 4. Color y consistencia de las heces como una pista a la causa subyacente de la enfermedad

Color y apariencia de las heces Diagnóstico diferencial
Diarrea con sangre 
  • Enteritis coliforme aguda

  • Clostridium colinum o enteritis ulcerativa (codorniz, pollos, pavos, faisanes, tetraoninos, etc.)


 
  • Enteritis hemorrágica o adenovirus tipo II (pavos)

  • Bursitis infecciosa o enfermedad de Gumboro (birnavirus)(pollos)


 
  • Coccidiosis (Eimeria spp.)


 
Heces espumosas 
  • Enteritis coronaviral

  • Enfermedades por protozoarios


 
Heces verdes 

 

 
Heces blancas

(Diarrea blanca bacilar)
 
  • Pullorosis (Salmonella pullorum)*

  • Aves con temperatura corporal baja


 
Heces amarillas 
  • Uratos amarillos

  • Erisipela


 
  • Cólera aviar

  • Salmonella gallinarum (tifosis aviar)


 
  • Histomoniasis (heces de color azufre en pavos)


 
* Una vez la enfermedad más importante en aves de corral, la pullorosis es ahora una de las menos importantes.

Histomoniasis

La histomoniasis es causada por el protozoo Histomonas meleagridis. La histomoniasis tiene un ciclo de vida complejo que involucra a la lombriz de tierra y al nematodo cecal común, Heterakis gallinarum. Visita Wildpro para ver un diagrama que ilustra el ciclo de vida de H. meleagridis.

La histomoniasis puede ser una enfermedad grave en los pavos. La enfermedad suele ser menos grave en los pollos y de hecho, los pollos pueden ser una fuente asintomática de Histomonas sp. y Heterakis sp. Los pavos pueden contraer la enfermedad al ingerir el protozoo en excrementos frescos. La investigación sugiere que el agua contaminada también puede desempeñar un papel en la transmisión del parásito (Loft 2012).

Las histomonas afectan principalmente a los ciegos y el hígado. Una señal temprana en los pavos afectados son excrementos de color azufre. Las aves afectadas también pueden mostrar signos no específicos de enfermedad. La mayoría de los pavos mueren de forma aguda o después de un curso más prolongado de la enfermedad (McDougald 2005). Las lesiones características encontradas en la necropsia incluyen depresiones circulares rodeadas de lesiones altas en forma de cráter en el hígado y núcleos de material caseificado en el ciego. La histomoniasis también se puede encontrar en la bolsa de Fabricio, el riñón, el bazo y en otros tejidos (Saif 2008). El diagnóstico ante mortem depende de la identificación del microorganismo en el examen de la materia fecal (Morishita 1996).

En las bandadas comerciales, la histomoniasis fue relativamente controlada hasta la prohibición de medicamentos a base de nitroimidazol en los Estados Unidos y Europa en la década de 1990. Actualmente no hay ningún producto disponible para el tratamiento de la enfermedad de la cabeza negra (Saif 2008).

Enfermedad neurológica

El virus de la enfermedad de Marek es una enfermedad altamente infecciosa causada por un herpesvirus. Si bien los avicultores comerciales vacunan contra la enfermedad del virus de Marek (MDV) a 1 día de edad, la enfermedad se presenta con frecuencia en aves de corral. Aunque esta listado en la literatura como aves menores de 14 semanas, las aves no vacunadas de cualquier edad pueden desarrollar MDV. De hecho, la historia común es la exposición a aves con historial de vacunación desconocido.

Hay cuatro formas clínicas de MDV (Tabla 5). La forma visceral es difícil de distinguir de la leucosis linfoide. El virus de la enfermedad de Marek es una causa importante de enfermedad neurológica en aves de corral (Tabla 6). En la forma neurológica, MDV a menudo se nota por primera vez como alteraciones de la deambulación como ataxia o movimientos rígidos. A medida que la enfermedad progresa, las aves pueden exhibir parálisis en el que una pierna se estira hacia adelante y la otra pierna se estira hacia atrás. En la necropsia se identifica el agrandamiento unilateral del nervio ciático.

Tabla 5. Formas del virus de la enfermedad de Marek

FormasEnfermedad clínica
CutáneaNódulos blancos distintivos que involucran los folículos de las plumas
NeurológicaAtaxia, paso rígido, parálisis
OcularDecoloración azul-gris del iris
VisceralTumores linfoides de hígado y el bazo

Los tumores también pueden ocurrir en el corazón, los riñones y los intestinos

Tabla 6. Diagnósticos diferenciales de los signos neurológicos centrales en aves gallináceas

CategoríaDiagnósticos diferenciales
Enfermedades bacterianasArizonosis (pavos)
Cólera aviar

Salmonelosis
Enfermedades viralesEncefalomielitis aviar
Influenza aviar

Encefalitis equina del este (ataxia, paresia, parálisis y/o tortícolis en los faisanes o codornices japonesas)
Virus de la enfermedad de Marek
Virus de la enfermedad de Newcastle
Enfermedades parasitariasBaylisascaris

Leucocytozoonosis

Toxoplasmosis
Enfermedades micóticasAspergilosis
Enfermedades nutricionalesDeficiencia de tiamina

Deficiencia de vitamina E
Otras enfermedades no-infecciosasBotulismo
Intoxicación por metales pesados

Micotoxicosis

Causas importantes de signos neurológicos periféricos en aves gallináceas incluyen:

  • Virus de la enfermedad de Marek (pollos)
  • Botulismo
  • Trauma

Cojera

Diagnósticos diferenciales de articulaciones de las piernas y almohadillas plantares inflamadas en galliformes incluyen:

  • Cólera aviar (infecciones localizadas de las articulaciones de las piernas o alas)
  • Micoplasmosis
  • Staphylococcus aureusLa artritis causada por Staphylococcus aureus es común en aves de corral criadas en cama húmeda o superficies rugosas de alambre. La infección puede involucrar no sólo a las articulaciones de las piernas y las almohadillas plantares, sino también las vainas de los tendones.
  • Artritis viral (reoviruses)
  • Gota
  • Infección por mordedura de rata
  • (Erisipela)

Mycoplasma synoviae

Las infecciones causadas por Mycoplasma synoviae son menos comunes que las causadas por M. gallisepticum. La infección aguda se ve generalmente en pollos de 4-16 semanas de edad y en pavos de 10-24 semanas, aunque la infección natural se ha observado en pollos de tan sólo 6 días de edad. La infección local por Mycoplasma synoviae causa más frecuentemente una infección del tracto respiratorio superior en los pollos. La infección sistémica por M. synoviae causa tenosinovitis o bursitis aguda a crónica.

Los primeros signos clínicos de la sinovitis infecciosa en pollos suelen incluir cojera, retraso en el crecimiento y una cresta pálida. Signos clínicos adicionales pueden incluir:

  • Signos no específicos de enfermedad como letargo
  • A medida que la enfermedad progresa, las plumas se erizan y la cresta se encoge de tamaño. En algunos casos, la cresta tendrá un color azul-rojizo.
  • Hinchazones fluctuantes y calientes de una o más articulaciones se encuentran normalmente. Los corvejones y las almohadillas plantares son las más comúnmente involucradas pero en algunas aves la mayoría de las articulaciones se ven afectadas.
  • Agrandamiento o inflamación de la bolsa del esternón o “ampollas en el pecho”.
  • La mayoría de las aves continúan comiendo y bebiendo si la comida y el agua se encuentran cerca, sin embargo las aves
  • La mortalidad es generalmente menos del 1%.

Los signos respiratorios son raramente observados en los pavos. Otros signos clínicos en los pavos, son similares a los observados en los pollos. La cojera es el hallazgo más importante, sin embargo la inflamación articular puede no ser tan prominente como en los pollos.

Un diagnóstico presuntivo de la infección por M. synoviae puede basarse en los signos clínicos. Un diagnóstico definitivo se puede hacer por el aislamiento y la identificación del organismo. Mycoplasma synoviae es fácilmente cultivado de las articulaciones infectadas de forma aguda, pero en las infecciones crónicas, organismos viables pueden no estar presentes en las lesiones. El aislamiento a partir del tracto respiratorio superior es más fiable en las aves infectadas crónicamente. Mycoplasma también puede ser detectado directamente en los tejidos o medio de cultivo utilizando sondas de ADN.

Mycoplasma synoviae es fácilmente transmitido verticalmente (a través del huevo) u horizontalmente, por lo tanto el único control efectivo es seleccionar pollos o pavos de bandadas especificas libres del patógeno.

El desplazamiento del tendón del gastrocnemio o perosis es otro problema potencial en aves jóvenes en crecimiento. La perosis puede ser causada por dietas deficientes en biotina, ácido fólico, niacina o piridoxina. Otras posibles causas de cojera incluyen “parálisis de los dedos curvos” causada por la deficiencia de riboflavina, fracturas patológicas y raquitismo. Adicionalmente temprano en la enfermedad, puede ser difícil distinguir la cojera de ataxia, de modo que diferenciales tales como el virus de la enfermedad de Marek deben ser considerados (véase enfermedad neurológica arriba).

Lesiones de la piel

Knemidokoptes mutans o el ácaro de las patas escamosas, se puede encontrar en aves de corral, particularmente en los pollos. Lesiones costrosas y elevadas se encuentran con mayor frecuencia en las piernas, pero también pueden aparecer en la cresta y las barbillas.

Las lesiones por poxvirus también ocurren en la piel desprovista de plumas en las piernas y la cara de aves de corral, especialmente en los pollos. Estas pústulas amarillas, vesículas o costras marrones tienen una apariencia muy diferente a las lesiones producidas por Knemidokoptes (Morishita 1999). El agente causal es a menudo la viruela aviar, pero la viruela del pavo también puede ser encontrada.

Pasteurella multocida puede ser responsable de la infección localizada de las barbillas, la cresta o los tejidos subcutáneos de la cabeza (Christensen).

Pérdida de plumaje

Diagnósticos diferenciales importantes para la pérdida de plumas en aves gallináceas incluyen: (Morishita 1999)

  • Ectoparásitos
  • Muda
  • Apareamiento
  • Comportamiento destructivo del plumaje

Los piojos son parásitos comunes en las aves de corral (Tabla 7). Las infestaciones causan un plumaje áspero. Cuando se separan las plumas, a menudo se pueden ver piojos moviéndose. Los huevos de los piojos se pueden encontrar como depósitos blancos en la base del cañón de las plumas (Morishita 1999). Masas de huevos o liendres también se pueden palpar, sobre todo en el celoma ventral y cerca del orificio de la cloaca.

Tabla 7. Distinción entre los piojos y ácaros

 PiojosÁcaros
ColorColor pajaNegro
Tamaño (mm)1-6 (longitud)~0.5 (diámetro)
VelocidadSe mueven rápidamenteSe mueven despacio
Ubicación de los huevosBase de la plumaA lo largo del eje de la pluma

Los ácaros son organismos pequeños y negros que se asemejan a la pimienta molida. Los ácaros a menudo colocan sus huevos a lo largo del eje de la pluma, que aparecen como zonas oscuras. Los ácaros y las plumas incrustadas con huevos de ácaros son particularmente notables en el celoma ventral y cerca del orificio de la cloaca.

Enfermedad oftálmica

Diagnósticos diferenciales importantes para la conjuntivitis en las aves de corral incluyen: (Morishita 1999)

  • Cólera aviar
  • Coriza infecciosa o Hemophilus gallinarum (pollos)
  • Influenza aviar
  • Laringotraqueítis infecciosa
  • Virus de la enfermedad de Newcastle
  • Vapores de amoníaco

También es importante recordar que la forma ocular del virus de la enfermedad de Marek causa la decoloración azul a gris del iris, por lo general en las aves de menos de 14 semanas de edad (Morishita 1996).

Muerte aguda o peraguda

Cuando nos enfrentamos a una denuncia de una muerte súbita en aves de corral, los diagnósticos diferenciales importantes incluyen:

  • Viruela aviar forma diftérica (disnea, muerte)
  • Cólera aviar, particularmente en pavos
  • Colibacilosis, polluelos
  • Nematodos traqueales
  • Trauma

Conclusión

La formación de una lista de diagnósticos diferenciales para el ave gallinácea sigue los mismos principios que en cualquier otra especie. Sin embargo, algunas enfermedades son relativamente únicas o al menos mucho más comunes en este grupo taxonómico. La base de datos mínima incluye a menudo pruebas coprológicas parasitarias (flotación y la preparación de solución salina), hematología, bioquímica plasmática y radiografías. Las pruebas serológicas y el cultivo también se pueden utilizar para detectar diferentes agentes patógenos. También hay que tener en cuenta que es fácil para los propietarios de aves de corral medicar a sus aves antes de buscar ayuda. Esto puede nublar el cuadro clínico y hacer que la recuperación de la enfermedad sea más difícil (Morishita 1999).

Asegúrese de considerar la salud de toda la bandada y de permanecer vigilante acerca de enfermedades importantes que afectan a las aves de corral. Aunque la mayoría de los grupos pequeños parecen plantear poco riesgo de transmisión de la enfermedad ya que se mantienen en semi-aislamiento (Burns 2011), hay un potencial para que las aves de corral jueguen un papel en la propagación de enfermedades infecciosas en las poblaciones de aves de corral, así como la transmisión de enfermedades zoonóticas a los seres humanos (Smith 2012).

Referencias