Diez Consejos para la Evaluación de Polluelos en la Sala de Examen

Definiciones

“Precoz” y “altricial” son dos términos de vocabulario que describen el grado de desarrollo en las aves jóvenes al nacimiento (Recuadro 1). Los polluelos altriciales eclosionan con los ojos cerrados, sin o con poco plumaje y no son capaces de moverse por su cuenta poco después de la eclosión (Figura 1). Todos los polluelos de las aves paseriformes, las palomas y los loros son altriciales.

Los polluelos de los loros son altriciales

Figura 1. Los polluelos de los loros son altriciales. Imagen proporcionada por el Dr. Sam Rivera. Haga clic en la imagen para ampliar.

Recuadro 1. Términos de vocabulario que describen el grado de desarrollo de los polluelos al eclosionar

Término Definición
Altricial Incapaz de moverse por su propia cuenta poco después de la eclosión
Precoz Capaz de moverse poco después de la eclosión

Un ave precoz es capaz de moverse por sí misma poco después de la eclosión. Los polluelos precoces también eclosionan con los ojos abiertos, están cubiertos de plumón y abandonan el nido dentro de 2 días. Las crías de los patos son un ejemplo de polluelos precoces (Figura 2).

Las crías de los patos son un ejemplo de polluelos precoces

Figura 2. Las crías de los patos son un ejemplo de polluelos precoces. Imagen por www.thegoodlifefrance.com Haga clic en la imagen para ampliar.

Nidífugo y nidícola son términos menos ampliamente utilizados. Los polluelos nidífugos abandonan el nido inmediatamente. Los polluelos nidícolas permanecen en el nido. Por lo tanto algunos polluelos nidícolas son precoces y algunos son altriciales.

La venta de polluelos no destetados

La Asociación de Veterinarios Aviares se opone a la venta de aves no destetadas a personas que “carecen del nivel de experiencia necesario en conformidad con las prácticas aceptadas por la industria avícola”.

En los últimas décadas, la incubación artificial de los huevos de los loros y la cría manual de los polluelos se ha convertido en una práctica común en la avicultura. Los padres de los polluelos no siempre proporcionan una atención óptima y la cría manual comenzó como un mal necesario debido a fallas en el manejo. Los polluelos se pueden retirar del cuidado de los padres a causa de abandono, maltrato o enfermedad, o cuando los padres no pueden proporcionar el cuidado ideal debido al gran tamaño de la nidada o cuando se debilitan los padres. Desafortunadamente los polluelos también son retirados y criados manualmente por razones económicas. Cuando se retiran los huevos o los polluelos, la hembra pone más huevos, lo que aumenta el potencial de ganancias.

La alimentación manual es un proceso laborioso que consume las ganancias, por lo tanto, muchos criadores y tiendas venden polluelos de loros no destetados. Los polluelos no destetados son menos costosos y las personas novatas a menudo son animadas a completar el proceso de destete con el objetivo de contar con un polluelo manso y que desarrolla un enlace con la persona que lo cuida. Sin embargo, la alimentación manual no se traduce necesariamente en un ave mansa. En una producción avícola, los polluelos pueden ser alimentados (incluso a través de un tubo o sonda de alimentación) sin ser manejados y su desarrollo emocional puede recibir muy poca atención.

Los polluelos criados por sus padres pueden llegar a ser excelentes loros de compañía y suelen mostrar una mejor inmunidad y un desarrollo saludable.

El destete es un proceso estresante en el que la pérdida de peso del 10-15% se ve comúnmente en el ave saludable. En las manos de un alimentador manual inexperto, las aves pueden sufrir de desnutrición, perforaciones en la pared del esófago o del buche, quemaduras del buche, ingluvitis o neumonía por aspiración (Recuadro 2).

Recuadro 2. Problemas médicos observados en polluelos no destetados criados por un alimentador inexperto

  • Estrés traumático
  • Desnutrición
  • Perforaciones en la pared del esófago o el buche
  • Quemaduras del buche
  • Ingluvitis
  • Neumonía por aspiración

Los errores comúnmente cometidos por los alimentadores inexpertos también pueden conducir a problemas de comportamiento que pueden aumentar la probabilidad de que las aves sean abusadas, descuidadas o abandonadas en algún momento de sus vidas.

Realizando el examen físico

Al acercarse a un polluelo para el examen físico, mantenga las siguientes pautas en mente:

  • Esta puede ser la primera visita al veterinario de su paciente. Establezca las bases para una relación veterinaria positiva.

Los cachorros y gatitos son evidentemente animales juveniles, pero para los inexpertos un polluelo con todas sus plumas puede parecerse mucho a un ave adulta. Sin embargo, esta criatura totalmente emplumada es un bebé y debe ser abordada como tal. Esfuércese por crear una atmósfera benévola y protectora y nunca maneje a su joven paciente de una manera agresiva.

  • Obtenga una historia detallada antes del examen, que incluya la historia de la bandada, los parámetros de incubación y cría y los protocolos de alimentación manual.
    • Protocolos de alimentación manual
    • Persona(s) a cargo de la alimentación manual
    • Saneamiento
    • Tasa de crecimiento
    • Tiempo de vaciado del buche

Cuando los polluelos son presentados en un estado crítico, puede que no haya tiempo para obtener una historia inmediatamente. Tan pronto como el ave sea estabilizada, hable con el dueño acerca del manejo, la cría y la historia médica. Desafortunadamente, cuando el cuidador principal es un alimentador manual inexperto, no es raro que la gran mayoría de estas preguntas queden sin ser respondidas.

 

  • Mantenga al polluelo caliente durante el examen físico.

Mantenga el polluelo en un ambiente cálido y asegúrese de manejar el polluelo con las manos calientes (Recuadro 3).

Recuadro 3. Mantenga al polluelo caliente durante el examen físico

Se debe monitorear al polluelo por señales de enfriamiento como el estar acurrucado o tener escalofríos, así como también por señales de sobrecalentamiento (alas caídas, jadeo, etc.).

  • Se debe palpar sobre las prominencias óseas para evaluar la condición corporal.

La masa muscular pectoral es pequeña y es un mal indicador de la condición corporal en las aves jóvenes. Los polluelos que aún no vuelan tienen poca masa muscular e incluso las aves recién destetadas son más delgadas que los adultos. La condición corporal se evalúa mejor mediante la palpación de la grasa subcutánea sobre la espalda, los codos, los dedos de los pies y las caderas. El criador también puede tener registros de peso del paciente.

El polluelo con retraso en el crecimiento puede tener una cabeza y narinas de gran tamaño, mientras que las alas y los pies pueden parecer pequeños para su edad.

  • El color y la textura de la piel pueden proporcionar pistas importantes sobre la salud.

En muchas especies, la piel normal es cálida, suave y de color beige-rosada, con depósitos de grasa subcutáneos adecuados. Algunas especies, como el loro eclecto, normalmente tienen la piel pigmentada.

Una piel escamosa y seca se observa con frecuencia en los recién nacidos normales, especialmente entre el día 5-8 en las guacamayas y hasta el día 14 a 21 en el loro eclecto. La deshidratación se asocia con una piel roja, pegajosa y seca (Figura 3).

Los polluelos deshidratados a menudo tienen la piel seca, roja y pegajosa

Figura 3. Los polluelos deshidratados a menudo tienen la piel seca, roja y pegajosa. Imagen proporcionada por el Dr. Sam Rivera. Haga clic en la imagen para ampliar.

 

  • Los polluelos de los loros normalmente tienen celomas prominentes.

Los polluelos normales de los loros tienen una barriga prominente debido a que su proventrículo y ventrículo son bastante grandes. En el polluelo recién nacido y el polluelo que aún no vuela, las vísceras (hígado, ventrículo, duodeno y el saco vitelino) con frecuencia son visibles a través de la piel (Figura 4).

Las vísceras abdominales son con frecuencia visibles a través de la piel (flecha)

Figura 4. Las vísceras abdominales son con frecuencia visibles a través de la piel (flecha) en los polluelos recién nacidos y los polluelos que aún no vuelan. Imagen proporcionada por el Dr. Sam Rivera. Haga clic en la imagen para ampliar.

El saco vitelino es absorbido dentro de una semana después de la eclosión, sin embargo, no es visible después del día 3 o 4 en la mayoría de los polluelos. El saco vitelino no es visible alrededor del día 6 en las guacamayas y cacatúas. Las aves jóvenes precoces absorben la yema más rápidamente que las aves altriciales. La absorción se puede tardar más en un polluelo débil.

El ombligo es claramente visible en la superficie medioventral del celoma. Los polluelos eclosionan con un remanente del cordón umbilical o con un ombligo parcialmente cerrado, que por lo general se cura dentro de 1 a 2 semanas. En algunas especies este proceso puede tardar hasta 17 días.

  • El polluelo sano exhibe un reflejo de alimentación vigoroso.

Estimule el reflejo de alimentación presionando con los dedos suavemente en las comisuras del pico. Un reflejo normal de alimentación se observa como un meneo de la cabeza contundente y casi violento.

 

  • Los ojos y los oídos se abren a diferentes momentos en diferentes especies de loros.

Los ojos comienzan a abrirse alrededor del día 10-14 en los polluelos de las aves psitácidas (Recuadro 4). En todas las especies, se necesitan de varios días a una semana para que los ojos se abran por completo y es normal observar una secreción ocular clara durante este período.

Recuadro 4. Edad a la que abren los ojos

Etapa de desarrollo Temperatura recomendada °F (°C)
Polluelo recién nacido 90-94 (32-34)
Polluelo que aún no vuela 75-85 (24-29)
Polluelo que empieza a volar Temperatura ambiente
Especies Días
Guacamayas 14-28
Amazonas 10-21
Cacatúas 10-21

La ranura del ojo se encuentra en la porción media del ojo en el ave normal. Cuando la ranura del ojo se encuentra justo por encima de la porción media del ojo o por encima de todo el ojo, esto puede indicar retraso del crecimiento.

Los oídos se abren durante la eclosión en la aves psitácidas del Viejo Mundo (es decir, los loros grises africanos, cacatúas), mientras que las especies del Nuevo Mundo (es decir, amazonas, guacamayos) eclosionan con los oídos cerrados, los cuales se abren entre los 10 a 35 días después de la eclosión. Las guacamayas y los loros eclectos poseen una membrana delgada que cubre el canal auditivo al nacer.

  • Examine las plumas que están creciendo por signos de distrofia.

Las plumas de contorno aparecen por primera vez en la cabeza, las alas y la cola. Las últimas áreas en crecer plumas son por lo general el centro de la espalda y la piel sobre el buche. Examine las plumas por la presencia de hemorragia, desarrollo anormal o evidencia de displasia segmentaria (o barras de estrés).

 

  • Evalúe la textura, el color y el tamaño del buche

A diferencia de los polluelos criados a mano cuyos buches se dejan vaciar entre las comidas, los polluelos criados por los padres suelen tener comida en sus buches en todo momento. De hecho, el polluelo criado por los padres debe recibir atención inmediata si el buche está vacío.

En cautiverio, las especies pequeñas y altamente productivas como las cacatúas ninfa, los periquitos australianos y los agapornis son a menudo criadas por los padres porque el costo de criarlas a mano es difícil de recuperar después de la venta. También hay algunas especies que son difíciles de criar a mano como las cotorritas del género Forpus spp. Generalmente, los loros eclectos y las cacatúas Galah son considerados buenos padres y los polluelos no requieren de cría manual.

La estasis del buche o la falla en el vaciado del buche en un tiempo adecuado y la quemadura del buche, son otros problemas potenciales vistos en el polluelo. Los signos tempranos de la quemadura del buche pueden pasarse por alto, pero pueden incluir hiperemia, edema y la formación de ampollas. A menudo la primera señal que se observa es la formación de un área de necrosis en el sitio de la quemadura o el derrame de fórmula a través de una fístula en el buche después que los tejidos necróticos se desprenden.

 

Referencias