Alimentación Forzada por Sonda en Aves

Puntos clave

  • El volumen estimado del buche es 50 ml/kg. Empiece por alimentar un tercio a la mitad del volumen estimado del buche a pacientes que se encuentren en estado crítico.
  • Siempre alimente con fórmula previamente calentada  (100-105°F o 38-41°C).
  • La alimentación por sonda siempre debe ser el último tratamiento que se realiza.
  • La mayoría de las aves son alimentadas con sonda entre dos a cuatro veces al día.

Introducción

La alimentación por sonda, también conocida como alimentación forzada, es una parte esencial del cuidado de las aves. Generalmente las aves enfermas presentan una historia de anorexia. Las reservas de glucógeno se pueden agotar en cuestión de horas en las aves granívoras (incluyendo a especies de psitácidos, paseriformes y galliformes) de forma secundaria ya que poseen una tasa metabólica relativamente alta. Otra indicación importante para dar alimentación forzada es cuando hay una pérdida de peso documentada del 5-10%.

Video

Vídeo creado por el Dr. M. Scott Echols y narrado por el Dr. Susan Orosz.

Equipo necesario

Tubo de alimentación

  • Sonda para alimentación
    • Tubo de acero inoxidable curvo con punta redonda (Ejay International, Glendora, CA)
    • Tubo de caucho flexible como catéteres de caucho rojo o tubos de silicona (Sovereign Feeding Tube, Sherwood Medical, St. Louis, MO) también pueden ser usados en psitácidos siempre y cuando se use también un espéculo oral (Jorgensen Laboratories, Loveland, CO) (Figura 1).

Los tubos de acero inoxidable curvos con punta redonda son los más fáciles de usar en psitácidos.

Use un espéculo oral para pasar un tubo flexible en psitácidos

Figura 1. Use un espéculo oral para pasar un tubo flexible en psitácidos

Contraindicaciones y complicaciones potenciales

La contraindicación más importante para la alimentación forzada es la falta de experiencia, ya que pasar alimento por una sonda de forma inapropiada puede resultar en:

  • Aspiración y posible muerte
  • Si el tubo se pasa sin cuidado puede lacerar la orofaringe. Así, la comida puede ser inyectada a través de la herida en los tejidos que la rodean lo cual puede potencialmente causar celulitis y comprometer la vida del animal.

Se debe practicar la restricción y el pasaje del tubo para que la técnica sea ejecutada eficientemente y de forma segura y gentil en el paciente. La alimentación forzada también esta contraindicada en aves que están regurgitando, se encuentran deshidratadas o que no están alertas, no reaccionan o que no pueden mantener su cabeza en alto.

Calcule el volumen que se debe alimentar

El buche puede contener hasta el 5% del peso corporal o 50 ml/kg en el pájaro adulto. Los buches de los neonatos pueden contener más volumen proporcionalmente. Es prudente comenzar con un volumen de comida proporcional a un tercio o la mitad del volumen estimado del buche, especialmente en pájaros que se encuentran en estado crítico. Siempre y cuando el paciente no regurgite, incremente el volumen en las siguientes dos a tres alimentaciones.

Por ejemplo, el buche de un ave debilitada de 100 gramos debería contener aproximadamente 5 ml de fluido. Para la primera alimentación, se debe pasar por un tubo de 2 a 3 ml de comida. Siempre y cuando este volumen sea tolerado, incremente a 3-4 ml la siguiente alimentación. Para la tercera comida, el volumen puede ser incrementado a 5 ml.

Instrucciones paso a paso

  1. El pájaro debe tener su temperatura corporal normalizada y estar hidratado antes de ser alimentado por sonda
  2. Es crucial que la fórmula esté tibia (100-105°F o 38-41°C) ya que la formula fría puede promover la regurgitación.
  3. La alimentación forzada debe ser el último tratamiento que se realiza para reducir el riesgo de regurgitación, secundario al estrés del manejo.
  4. Maneje al paciente cerca de su jaula para que pueda ser retornado a esta rápidamente. Siempre sujete al paciente en forma vertical al alimentar con una sonda.
  5. La alimentación forzada siempre se debe realizar entre dos personas, hasta que uno sea capaz de hacerlo por si mismo. Una persona debe sujetar al paciente y monitorear su estatus mientras que la segunda persona pasa el tubo. Con suficiente practica, es posible que una sola persona alimente al paciente utilizando un tubo de acero inoxidable curvo con punta redonda. Gentilmente pero de forma firme estire el cuello para así enderezar la forma curva en “S” del cuello que es normal en las aves y así alinear el esófago (Figura 2).

    Superposición de la anatomía de la cosecha

    Figura 2

  6. Localice la entrada de la caja torácica antes de pasar el tubo para asegurarse que el buche se encuentre libre de comida o fluido. Retraso en el vaciado del buche es un hallazgo común en las aves enfermas.
  7. Pase el tubo empezando por el lado izquierdo del paciente. Después dirija el tubo hacia el lado derecho y abajo hacia el interior del buche. Usted debe ver plumas en el lado derecho del cuello que se mueven a medida que el tubo desciende al buche. Si utiliza un tubo de metal, evite la comisura carnosa o rictus, ya que esta se puede traumatizar fácilmente. Pase el tubo de forma gentil pero firme, despacio y con mucho cuidado. No se debe forzar el tubo.

    tubo de alimentación cacatúa

  8. La lengua grande y muscular de los psitácidos bloquea la visualización rápida de la parte posterior de la garganta. Por lo tanto, el posicionamiento adecuado del tubo se debe confirmar palpando gentilmente el cuello (tubos con puntas redondas se pueden ver a través de la piel delgada de pájaros pequeños).
  9. Empuje la comida usando un ritmo continuo y mesurado mientras que cuidadosamente observa la parte posterior de la garganta para asegurarse que no aparezca comida (Si aparece comida en la garganta, jale el émbolo de la jeringa para reducir el volumen de la comida en el buche. Después remueva el tubo y regrese el paciente a su jaula. El pájaro puede sacudir la cabeza y expulsar el exceso de comida).
  10. Enjuague y limpie las jeringas y tubos inmediatamente después de usarlas.

Frecuencia

Dependiendo del producto utilizado y de la condición clínica y necesidades calóricas del paciente, la alimentación forzada es generalmente realizada de dos a cuatro veces al día. Aves pequeñas consumen un mayor porcentaje de su peso corporal en comparación a aves mas grandes. Por ejemplo, un ave que pesa 100 gramos puede comer hasta el 25% de su peso corporal por día, mientras que un ave de 1000 gramos puede comer aproximadamente 10% de su peso corporal por día. Por lo tanto, se debe alimentar de forma más frecuente a pájaros pequeños y animales jóvenes.

Tabla 1. Frecuencia de alimentación sugerida para diferentes especies.
Especie Frecuencia de Alimentación
Pinzón 4 horas
Periquito, agapornis, cacatúa ninfa, aratinga 6 horas
Amazona 8 horas
Cacatúa grande, guacamaya 8 a 12 horas

Monitoreo

Se debe monitorear cuidadosamente la producción de materia fecal y se debe ofrecer continuamente comida y agua fresca. Identifique el tipo de comida que el paciente comúnmente consume en su hogar y ofrezca estos productos en el hospital.

Pese al paciente en una balanza calibrada en gramos por lo menos una o dos veces al día para asegurarse que este manteniendo o, preferiblemente, ganando peso. Pese al paciente al mismo tiempo cada día ya que el peso puede fluctuar durante el día.

Cálculo de los requerimientos calóricos

Para el soporte nutricional enteral a corto plazo, la alimentación por sonda es generalmente en función del volumen de comida que se pueda administrar de forma segura. Cuando los pacientes deben ser alimentados por sonda por un periodo de tiempo extendido, es prudente calcular el gasto energético en reposo (GER). Vea Cálculo de requisitos de energía para información adicional.

Productos Emeraid

Producto Carbo-Boost* Nutri-Support** Emeraid Omnivore*** Emeraid Carnivore Emeraid Herbivore***
Indicaciones Cuidado inicial de aves enfermas que provee calorías y agua Soporte nutricional a largo plazo del paciente debilitado incluyendo pacientes con lipidosis hepática Dieta elemental (se absorbe rápidamente, fácil de digerir) para el granívoro en condición crítica Dieta elemental (se absorbe rápidamente, fácil de digerir) para el carnívoro en condición crítica Dieta elemental (se absorbe rápidamente, fácil de digerir) para el herbívoro en condición crítica
Proteína No Niveles altos Proporcionado como aminoácidos balanceados Niveles altos; Proporcionado como aminoácidos balanceados Niveles bajos
Carbohidratos Niveles altos Niveles altos Normal Normal Niveles moderados
Grasa No Niveles bajos Niveles altos Niveles altos Niveles moderados
Fibra No Normal Niveles bajos Niveles bajos Niveles altos
Vitaminas/ minerales No Niveles altos de vitamina A Normal Normal Normal
Análisis Garantizado 19.7% monosacáridos (dextrosa) 24.65% Proteína 20.0% Proteína 37.80% Proteína 19.00% Proteína
14.4% disacáridos (maltosa) 3.4 kcal/gramo 9.5% Grasa 34.00% Grasa 9.50% Grasa
11.2% trisacáridos (maltotriosa) 0.5% Fibra 4.50% Fibra 32.00% Fibra
54.7% tetrasacáridos & sácaridos más complejos
* Anteriormente conocido como Emeraid I
** Anteriormente conocido como Emeraid II
*** Emeraid Omnivore y Emeraid Herbivore no deben ser ofrecidos como la única fuente de nutrición por más de 7 días.

Referencias