Colocación de Catéteres Intravenosos en las Aves

Introducción

La fluidoterapia es una parte vital de la medicina aviar y la administración adecuada de fluidos es esencial. Los catéteres intravenosos (IV) se utilizan comúnmente durante la cirugía o en pacientes hospitalizados más estables. Desafortunadamente la colocación del catéter intravenoso en el ave puede ser un poco difícil. Las venas en las aves pueden ser difíciles de acceder y son propensas a la formación de hematomas. La colocación de un catéter intraóseo es generalmente más rápida y más fácil en las aves y se debe utilizar primero en una situación de emergencia.

Video: Colocación de catéteres intravenosos en las aves


Video producido por el Dr. M. Scott Echols y narrado por la Dra. Susan Orosz.

Equipo necesario

  • Catéter intravenoso pequeño y corto (seleccione un catéter de calibre 24 o 26 ga para la mayoría de los loros; un catéter de calibre 22 ga se puede utilizar en aves más grandes).
  • Adaptador o tapa de inyección (evite las tapas tipo Luer Lock ya que el peso tiende a halar el catéter fuera de la vena).
  • Cinta porosa blanca
  • Material de vendaje
  • Sutura
  • Pegamento quirúrgico (opcional)
  • Collar isabelino (opcional)

Complicaciones potenciales

Si el catéter se sale o desliza inadvertidamente se puede observar sangrado significativo, sobre todo si un gran vendaje está cubriendo el catéter.

Venas accesibles para la colocación del catéter IV

  • Los catéteres yugulares se pueden colocar en aves tan pequeñas como de 75 gramos (Figura 1).
    La vena yugular derecha tiende a ser más grande

    Figura 1. La vena yugular derecha tiende a ser más grande. Crédito de la foto: Dra. Lauren Powers. Haga clic en la imagen para ampliar.

     

  • La vena basílica, también conocida como la vena cubital cutánea o vena “del ala”, es muy superficial y se encuentra a mayor riesgo para la formación de hematoma. Por lo tanto esta vena típicamente se utiliza sólo para procedimientos quirúrgicos (Figura 3).

    Vena metatarsiana medial

    Figura 2. Se selecciona la vena metatarsiana medial en las aves más grandes o en las especies que carecen de un área sin plumas sobre la vena yugular como las palomas. Haga clic en la imagen para ampliar.

  • La vena basílica, también conocida como la vena cubital cutánea o vena “del ala”, es muy superficial y se encuentra a mayor riesgo para la formación de hematoma. Por lo tanto esta vena típicamente se utiliza sólo para procedimientos quirúrgicos (Figura 3).

    La vena basílica, también conocida como la vena cubital cutánea o vena del ala

    Figura 3. La vena basílica, también conocida como la vena cubital cutánea o vena del ala, es visible justo debajo de la piel a medida que pasa sobre la superficie medial del codo. Crédito de la foto: Dra. Lauren Powers. Haga clic en la imagen para ampliar.

Instrucciones paso a paso para la colocación del catéter en la vena yugular

  • Generalmente se requiere de anestesia general a menos que el paciente se encuentre extremadamente débil.
  • Identifique el área sin plumas que recubre la vena yugular derecha (Figura 4).

    La vena yugular

    Figura 4. La vena yugular de la mayoría de las aves se encuentra dentro de un área desprovista de plumas. Haga clic en la imagen para ampliar.

  • Prepare la piel asépticamente.
  • Introduzca el catéter en la mitad o tercio distal del cuello. Seleccione un catéter lo suficientemente largo para llegar a la entrada torácica para reducir al mínimo el riesgo de torcedura (Figura 5).

    Introduzca el catéter en la mitad o tercio distal del cuello

    Figura 5. Introduzca el catéter en la mitad o tercio distal del cuello. Haga clic en la imagen para ampliar.

  • Asegure el catéter con cinta en forma de mariposa y sutura (Figura 6). Coloque la sutura caudal al catéter. Si se coloca en el aspecto craneal, el catéter puede salirse fácilmente con el movimiento del cuello.

    Asegure el catéter con cinta en forma de mariposa y sutura

    Figura 6. Asegure el catéter con cinta en forma de mariposa y sutura. Haga clic en la imagen para ampliar.

  • Coloque un vendaje acolchado poco firme alrededor del catéter para mejorar la estabilidad.
  • Si el catéter se va a mantener en un paciente consciente, asegure el puerto con cinta adhesiva a una zona en el exterior del vendaje en la que sea difícil para el ave alcanzar con su pico (Figura 7).

    Asegure el puerto con cinta adhesiva a una zona en el exterior del vendaje en la que sea difícil para el ave alcanzar con su pico

    Figura 7. Asegure el puerto con cinta adhesiva a una zona en el exterior del vendaje en la que sea difícil para el ave alcanzar con su pico. Haga clic en la imagen para ampliar.

  • Se debe monitorear el ave de cerca para detectar si puede morder el catéter o puerto y considere el uso de un collar isabelino en las aves con catéteres en las extremidades.

Referencias