Manejo y restricción de quelonios

Puntos clave

  • Los quelonios poseen diversos mecanismos de defensa, incluyendo el caparazón y un pico fuerte y afilado. Las tortugas acuáticas tienden a ser más agresivas y constantemente intentarán morder al manejador.
  • Los quelonios pueden ser un reto al momento de restringir sus movimientos, dado que son extremadamente fuertes y poco cooperantes. Sin embargo, es posible lastimar al paciente, por lo que solo debemos aplicar tracción suave y constante.
  • Frecuentemente, lo mas difícil en el examen clínico del quelonio es el control de la cabeza. Se han descrito múltiples técnicas, sin embargo, la paciencia es la herramienta crítica.
  • Puede ser físicamente imposible tener el control completo de tortugas grandes y la restricción química puede ser necesaria para muchos procedimientos diagnósticos o terapéuticos.
  • Para minimizar el riesgo de exposición a riesgos zoonóticos, se deben utilizar guantes desechables cuando sea posible y siempre lavar vigorosamente las manos después de manejar un quelonio.

Transporte

El quelonio debe ser transportado al hospital veterinario en un contenedor seguro y con suficiente ventilación, que sea resistente a derrames y resistente a la compresión. Las tortugas pueden ser transportadas en cajas plásticas. Se deben tomar medidas para prevenir la pérdida de calor durante el transporte. Bolsas “puff” (bean bags) calentables en microondas o bolsas de agua caliente se pueden usar, siempre y cuando el reptil este protegido de las mismas. (Cannon and Johnson 2014, Eatwell 2013).

Mecanismos de defensa

Muchas tortugas mascotas son pacientes relativamente calmados, sin embargo los quelonios poseen diversos mecanismos de defensa (Fig 1).

Many pet turtle and tortoise patients are fairly calm patients

Figura 1. Muchas tortugas mascotas son pacientes relativamente calmados. Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click para agrandar la imagen.

CAPARAZÓN

El caparazón es una estructura usualmente fuerte y duradera que provee diversos grados de protección (Fig. 2). Los dedos pueden quedar atrapados cuando la bisagra funcional se cierra al frente, detrás (o ambos) del plastron o espaldar (cara inferior y superior del caparazón respectivamente). Estas bisagras están presentes en algunas especies como la tortuga caja. Los dedos pueden quedar atrapados contra las espuelas o las puntas del caparazón cuando el quelonio esta siendo manejado. También las patas pueden ser lo suficientemente fuertes para atrapar dedos entre el caparazón y las mismas.

The shell is a strong and durable structure that provides variable degrees of protection

Figura 2. El caparazón es una estructura fuerte y duradera que provee diversos grados de protección. Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

PICO

Los quelonios no poseen dientes, pero el pico puede ser bastante fuerte y afilado. Nunca se debe pasar cerca del frente de una tortuga que no esta restringida. Los quelonios pueden infringir una mordida muy fuerte y demuestran renuencia a soltar. Algunas tortugas acuáticas como la jicotea de orejas rojas (Trachemys scripta), tienden a ser más agresivas y pueden alcanzar con su cuello largo alrededor de sus lados y morder al manejador.

TIP CLINICO: Usa un depresor de lengua, una espátula de hule o algún otro objeto grande y plano como un “bloqueador de pico”.

Se debe usar precaución particular con las tortugas mordedoras, ya que ellas pueden infringir una mordida particularmente poderosa y profunda (Fig 3, Fig 4).

napping turtles can inflict deep, painful bites

Figura 3. Tortugas mordedoras pueden infringir mordidas profundas y dolorosas. Crédito fotográfico: Ontario Turtle Conservation Centre Click en la imagen para agrandar.

A cup placed over the head can be used as a makeshift ‘muzzle’ for examination of a small snapping turtle

Figura 4. Una taza colocada sobre la cabeza puede ser utilizada como un “bozal” artesanal para procedimientos diagnósticos o terapéuticos cortos en una tortuga mordedora pequeña. Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

Visita La tortuga mordedora – tips para la práctica para recomendaciones sobre el manejo seguro y técnicas de restricción.

UÑAS

Las uñas de algunos quelonios como en las tortugas acuáticas, pueden infringir rasguños dolorosos (Fig 5).

Aquatic turtles, like this red-tailed slider, often have long, sharp nails that can inflict painful scratches

Figura 5. Tortugas acuáticas, como la jicotea de orejas rojas (Trachemys scripta), suelen tener uñas largas y afiladas que pueden infringir rasguños dolorosos. Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

TIP CLINICO:  Intentar recortar las uñas en las especies con uñas como garras – aunque esto puede no ayudar de manera significativa.

ORINA

Un quelonio agitado o asustado, puede orinar sobre el manejador cuando es levantado.

Captura y manejo

La mayoría de quelonios pequeños y medianos son fácilmente tomados del caparazón con ambas manos (Fig 6). Especies mas agresivas, como las tortugas acuáticas, deben ser tomadas de la parte posterior o lo más atrás del caparazón cuando sea posible. Para minimizar el riesgo de of exposición zoonótica, se debe utilizar guantes desechables cuando sea posible y siempre lavar vigorosamente las manos después de manejar un reptil.

Most small or medium-sized turtles can be held between the front and rear legs at the end or side of the carapace, much as one would a burger

Figura 6. La mayoría de tortugas pequeñas o medianas pueden ser tomadas entre las patas delanteras y las traseras, en la porción lateral o posterior del caparazón, como tomar una hamburguesa. Nota: Idealmente esta tortuga debe ser restringida con ambas manos y utilizando guantes desechables. Crédito fotográfico: Timothy Krause via Flickr Creative Commons Click en la imagen para agrandar.

El quelonio normal y sano debe resistir la restricción, y la característica distintiva de una salud ideal se refleja en el intento de escape por parte del paciente.

TIP CLINICO:  Para mantener al paciente quelonio en un solo lugar, simplemente levanta las cuatro patas del piso con un recipiente o toalla (Fig 7).

Placing a bowl, or in this case a rolled towel, beneath the lower shell or plastron, can lift all four feet off the ground, thereby keeping your patient in one place

Figura 7. Ubicando un recipiente, en este caso una toalla enrollada, debajo del plastron, puede elevar las cuatro patas del suelo y de esta manera manteniendo al paciente en un solo lugar. Visto aquí, una tortuga Lora (Lepidochelys kempii) en el New England Aquarium. Crédito fotográfico: New England Aquarium via USFWS Flickr Creative Commons. Click en la imagen para agrandar.

Visita Sujeción de tortugas marinas para recomendaciones en manejo seguro y técnicas de restricción.

Técnicas de restricción

Aunque los quelonios son usualmente los reptiles más fáciles de capturar, pueden ser los pacientes mas difíciles de contener. Los quelonios sanos son fuertes, incluso pacientes debilitados pueden ser poco cooperantes, particularmente tortugas grandes(e.g. Testudo spp.) y tortugas caja. Las técnicas de restricción pueden variar entre quelonios pequeños y grandes. Los individuos y las especies pueden variar dramáticamente en tamaño y fuerza, sin embargo siempre se toma en cuenta no utilizar demasiada fuerza durante la restricción. En lugar de ello, aplicar tracción gentil pero constante. La mayoría de quelonios pequeños y medianos eventualmente se cansarán y le permitirán al manejador estirar las partes del cuerpo de interés. El manejo rudo puede llevar a fracturas de miembros, particularmente en individuos con hiperparatiroidismo nutricional secundario o “enfermedad metabólica del hueso” (Divers 2015).

LOGRAR CONTROL DE LA CABEZA

Muchas veces la parte más difícil del examen clínico del quelonio es coaccionar al animal a exponerse fuera del caparazón. El cuello de la tortuga tiene una curvatura en forma de S que le permite al animal retraer la cabeza dentro del caparazón. Existen varias formas de lograr tener el control de la cabeza.

Opción 1

Primero, puede ser posible simplemente tomar la cabeza de un quelonio pequeño o debilitado por detrás de las mandíbulas (Fig 8). El acercamiento a la cabeza debe ser por detrás o debajo para evitar que la tortuga note la restricción inminente. Aplicar tracción firme y suave hasta que la resistencia del animal sea contrarrestada y la cabeza de pueda extender.

TIP CLINICO:  Durante la restricción de la cabeza, se debe evitar generar presión dorsoventral, ya que esto puede dañas los tejidos blandos del cuello y tráquea.

Firmly grasp the head behind the mandibles

Figura 8. Firmly grasp the head behind the mandibles. Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

Opción 2

La paciencia suele jugar un papel crítico en la restricción de un quelonio. Combina tu paciencia con la curiosidad natural del animal. Puede incluso ser de utilidad hablar con poco volumen y evitar movimientos repentinos. Cuando se coloque en la mesa de examen, la tortuga puede empezar a explorar. En ese momento puede ser posible simplemente tomar la cabeza con una mano mientras con la otra se sostiene el cuerpo.

TIP CLINICO:  Muchas tortugas retraerán la cabeza rápidamente cuando se les aproxima por arriba. El acercamiento a la cabeza deberá ser por debajo o por detrás cuando sea posible.

Opción 3

Inclinar al paciente hacia adelante, para que la cabeza quede viendo hacia abajo, en ocaciones esto persuade a un paciente tímido a protruir la cabeza fuera del caparazón (Divers 2015, Nugent-Deal 2011, Bradley 2002).
Opción 4

Tocar o aplicar presión en los miembros traseros puede estimular a la tortuga a extender la cabeza o miembros anteriores permitiendo una captura rápida.
Opción 5

Otra técnica descrita involucra colocar al quelonio en un contenedor con agua tibia y poco profunda. La mayoría de tortugas intentarán salir del contenedor y extenderán su cabeza en el intento (Nugent-Deal 2011).
Opción 6

Si las técnicas mencionadas anteriormente fallan, puede ser posible colocar un elemento pequeño y romo tal como una cureta de oreja o un gancho de castración cubierto con cinta porosa o vendaje elástico debajo de la porción córnea del pico superior o rinotheca. Luego de colocar dicho elemento se puede retraer suavemente para extender el cuello hasta que pueda tomarse la cabeza.

Precaución: El uso de elementos para abrir la boca acarrea riesgos de que el pico de astille o incluso rompa si el animal forcejea o tiene mala salud.

Para mantener el control de la cabeza, se coloca un indice o el dedo medio en un lado del cráneo detrás de los cóndilos occipitales y el pulgar en el lado opuesto de la cabeza. El resto de dedos se pueden colocar a lo largo del cuello justo detrás de la base del cráneo. Se puede aplicar presión continua sobre la mandíbula y el maxilar a manera de distracción para abrir la boca, o un se puede utilizar un espéculo oral de manera gentil pero firmemente colocado. Una vez la boca esta abierta, se puede insertar el dedo índice (en especímenes pequeños y gentiles) o una mordaza oral (en la mayoría de quelonios) para prevenir que la cierre (Fig 9, Fig 10) (Divers 2015). Si el animal es extremadamente activo, es posible requerir una secunda persona para contener el cuerpo.

An oral speculum is gently inserted at the commissure of the mouth of this Greek tortoise

Figura 9. Un espéculo oral se inserta gentilmente en la comisura de la boca en esta tortuga Mora (Testudo graeca complex). Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

An oral speculum is used to perform a complete oral examination

Figura 10. Un espéculo oral se utiliza para conducir un examen oral completo. Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

Tortugas caja

Tortugas caja Son uno de los quelonios mas complicados para restringir adecuadamente, debido a que poseen bisagras en el plastron haciendo que el caparazón sea prácticamente impenetrable (Fig 11). Un método para extender y lograr controlar la cabeza de una tortuga caja es, apalancar con mucho cuidado la porción craneal de la caparazón con un objeto con suficiente revestimiento, tal como un depresor de lenguas o un espéculo de acero inoxidable liso. Acto seguido, con una cuña revestida o una mordaza bucal se previene el cierre completo de la bisagra. En cuanto un miembro de pueda extender, la cabeza se puede tomar ya que ninguna tortuga cerrará la bisagra con un miembro extendido.

A box turtle can move the cranial part of the plastron upward, making the shell almost impenetrable

Figura 11. Una tortuga caja puede mover la porción craneal del plastron hacia arriba, haciendo que el caparazón sea casi impenetrable. Representada aquí una tortuga caja de tres dedos (americana). (Terrapene carolina triunguis). Crédito fotográfico: Erica Mede, CVT Click en la imagen para agrandar.

Sedación

La captura y restricción pueden ser estresantes para el paciente. Si los intentos iniciales no son exitosos, la sedación o la anestesia general pueden ser necesarias, particularmente para tortugas grandes y fuertes. Prevenir que una tortuga grande se libere de la restricción puede ser fisicamente imposible.

Conclusión

Los procedimientos diagnósticos o terapéuticos no pueden ser administrados hasta que tu y tu personal puedan manejar de manera segura a la tortuga presentada como paciente. Muchos quelonios que se presentan al hospital veterinario están enfermos, por ende su temperamento y nivel de fuerza pueden estar reducidos. Los quelonios normales y sanos tienden a ser atentos, alertas y muy fuertes, haciendo de ellos unos pacientes difíciles de restringir. Lograr el control de la cabeza puede resultar particularmente dificil, sin embargo se han descrito técnicas para tener éxito en este proceso. Para prevenir lesiones al paciente, es importante no aplicar demasiada fuerza. Al mismo tiempo, el manejador debe protegerse a si mismo. Los quelonios poseen diversos mecanismos de defensa, incluyendo su caparazón protectora y un pico fuerte y afilado. Las tortugas acuáticas tienen una mayor tendencia a morder.

Referencias