Conceptos Básicos de Comportamiento: El Conejo Europeo

Introducción

Los conejos son animales domésticos populares y pueden ser compañeros maravillosos para el hogar, sin embargo los conejos en la vida real comparten pocas similitudes con las imágenes que son prevalentes en la cultura popular (Figura 1) (AVMA 2012, Edgar 2011, Harriman 1995). Desafortunadamente estas imágenes prevalentes pueden dejar al novato con la impresión errónea de que entienden a esta especie compleja (Mayer 2003).

Aunque las imágenes de conejos son persistentes en la cultura popular, una verdadera comprensión del conejo en la vida real es menos común

Figura 1. Aunque las imágenes de conejos son persistentes en la cultura popular, una verdadera comprensión del conejo en la vida real es menos común. Se muestra aquí, una toma del tiempo de Pascua con Peter Rabbit de Beatrix Potter, crédito de la foto: Elliott Brown (izquierda) y Bugs Bunny de Warner Brothers en la gran pantalla en el Teatro Loew’s Jersey, Rob DiCaterino (derecha). Ambas imágenes obtenidas a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para agrandar.

Domesticado desde principios del siglo 16, el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) conserva muchas de las características de comportamiento de su ancestro silvestre (Vella 2012, Bays 2006, Cowan, 1987). La principal diferencia es que la domesticación ha resultado en un animal que no esté estresado por el confinamiento (Vella 2012, Bays 2006).

En general el espectro de posibles comportamientos en conejos domésticos no se observa o son posibles en conejos confinados en una pequeña conejera o jaula. Los conejos prosperan cuando se les proporciona estimulación mental y un espacio adecuado para el ejercicio (Bays 2012, Harriman 1995).

Los conejos son animales de presa

Conejos silvestres

La medición de la densidad de la materia fecal sugiere que los conejos se alimentan significativamente más en áreas abiertas que en áreas con cobertura (Hulbert 1996, Palomares, 1994). A medida que la distancia de cobertura aumenta, también lo hace el riesgo de depredación. Para sobrevivir, los conejos salvajes permanecen vigilantes y responden rápidamente a los cambios en su entorno utilizando un agudo sentido del olfato, la vista y la audición. El conejo alerta puede pararse sobre las patas traseras y usa sus sentidos para evaluar sus alrededores (Figura 2) (Bays 2006).

El conejo alerta y vigilante puede sentarse sobre sus patas traseras y observar sus alrededores sobre el césped o en el sofá.

Figura 2. El conejo alerta y vigilante puede sentarse sobre sus patas traseras y observar sus alrededores sobre el césped o en el sofá. Crédito de la foto: Tom Phillips a través de Flickr Creative Commons (derecha). Haga clic en las imágenes para ampliarlas.

Si se percibe una amenaza potencial, algunos individuos vocalizan pero la mayoría dan una alarma golpeando el suelo con las patas traseras (Vella 2012, Mayer 2003, Harriman 1995). Cuando otro conejo detecta esta señal de alerta, este aplana su cuerpo contra el suelo y permanece acostado y muy quieto para evitar la detección. Si esto no es suficiente para evitar la detección, el conejo corre a la seguridad de su madriguera usando movimientos rápidos y cambios veloces de dirección (Figura 3).

Si permanecer inmóvil no es suficiente para evitar la detección, el conejo corre a la seguridad de su madriguera

Figura 3. Si permanecer inmóvil no es suficiente para evitar la detección, el conejo corre a la seguridad de su madriguera. Crédito de la foto: Bradley Gordon a través de Flickr Creative Commons. Haz clic en la imagen para ampliar.

La investigación sugiere que los conejos son capaces de evaluar el riesgo real de la depredación y muestran una respuesta fisiológica sensible a la amenaza (Monclus 2009). Aunque la reacción de «escape» es la reacción más común al peligro que se caracteriza por taquicardia y es impulsada por el tono simpático, la «inmovilidad tónica» (TI) es la respuesta adecuada cuando no hay manera de escapar de la depredación. Durante la inmovilidad tónica el conejo no se encuentra simplemente «congelado de miedo», también se produce una disminución significativa en la frecuencia cardíaca y hay cambios en el ritmo cardíaco (Giannico 2014).

Conejos domésticos

Muchos de los comportamientos anti-depredadores observados en los conejos silvestres también se observan en conejos caseros incluyendo el sonido de alarma al golpear el suelo (Video 1).

Video 1. Los conejos domésticos generalmente golpean el suelo para comunicar miedo o disgusto.

Al acercarse a un conejo, hay algunas recomendaciones que pueden parecer inusuales para el principiante, pero que le ayudarán a la hora de hacer amigos con esta especie de presa. Haga clic aquí para obtener asesoramiento sobre el enfoque clínico al conejo.

  • Conozca al conejo en su nivel y en su horario

Es más probable que un conejo tímido acepte y se acerque a un humano si este se coloca a sí mismo al nivel del conejo (Figura 4). Una vez que el ser humano se encuentre en el espacio del conejo, se debe permitir que el conejo inicie el contacto (Harriman 1995).

Al igual que muchos animales cautelosos, los conejos a menudo responden mejor cuando se les da la opción de acercarse a la persona

Figura 4. Al igual que muchos animales cautelosos, los conejos a menudo responden mejor cuando se les da la opción de acercarse a la persona. Crédito de la foto: Daniel Hall a través de Flickr Creative Commons (izquierda) y Wei Tchou a través de Flickr Creative Commons (derecha). Haga clic en las imágenes para ampliarlas.

  • Acaricie al conejo como un conejo

  • El saludo habitual a un perro o gato nuevo, colocando cuidadosamente un puño justo debajo de la nariz, no va a ganar puntos con la mayoría de los conejos. Existen dos razones para esto y se relacionan con los sentidos especiales del conejo. En primer lugar, aunque los conejos poseen un extenso campo circular de visión, la posición de los ojos crea un punto central ciego justo debajo de la boca. Los conejos también tienen una buena visión de larga distancia la cual les sirve para detectar depredadores. Sin embargo, los conejos poseen una visión de cerca relativamente pobre. Esto significa que una mano humana que se acerca hacia el rostro de un conejo puede ser bastante sorprendente. Una mano en esta zona también puede irritar las vibrisas sensibles que rodean la nariz y la boca (Davis 2013, Bays 2006, Krempels 1998).

    Cuando se acaricia a un conejo por primera vez, acérquese directamente desde la parte superior de la cabeza, no debajo de la barbilla. Los conejos se acicalan unos a otros alrededor de los ojos, la parte superior de la nariz, la parte superior de la cabeza, las orejas y en la parte posterior, de modo que acariciarlos en estas áreas puede ser bien recibido (Harriman 1995).

      • A la mayoría de los conejos no les gusta ser alzados

    Al igual que con otros animales de compañía, el manejo y la socialización temprana pueden desempeñar un papel crucial en las interacciones del conejo con los seres humanos. Por ejemplo, a la mayoría de los conejos no les gusta que los alcen a menos que hayan sido manejados bastante cuando era muy jóvenes (Figura 5) (O’Meara 2013).

    A menos que estén acostumbrados a ser manipulados de esta forma desde una edad muy temprana, la mayoría de los conejos no disfrutan de ser alzados

    Figura 5. A menos que estén acostumbrados a ser manipulados de esta forma desde una edad muy temprana, la mayoría de los conejos no disfrutan de ser alzados. Créditos de las fotos: Bart Everson a través de Flickr Creative Commons (izquierda) y Daniel Hall a través de Flickr Creative Commons (derecha). Haga clic en las imágenes para ampliarlas.

    Los conejos silvestres viven en madrigueras o conejeras subterráneas

    Conejos silvestres

    El nombre científico del conejo europeo, Oryctolagus cuniculus, se traduce literalmente como «excavador de pasajes subterráneos parecido a la liebre». La mayoría, pero no todos los conejos viven en madrigueras que han sido excavadas en el suelo (Figura 6) (Smith, 2003). Algunas poblaciones de conejos viven por encima del suelo, utilizando arbustos como escondites cuando se ven amenazados (Smith 2003, Kolb 1991, Wheeler 1981). El que los conejos pasen el día en la superficie o en las madrigueras depende probablemente del drenaje del suelo, la facilidad de excavación y la probabilidad de inundación (Thompson 1994, Mykytowycz 1965).

     Las entradas de las madrigueras son aproximadamente de 10 a 20 cm de ancho

    Figura 6. Las entradas de las madrigueras son aproximadamente de 10 a 20 cm de ancho. Crédito de la foto: Katy Erira a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Una conejera es una red de madrigueras subterráneas (Bays 2012, Smith 2003). Las hembras hacen la mayor parte de la excavación en las conejeras (Smith 2003, Lockley 1964). La red de madrigueras es como una serie de pequeñas viviendas «tipo apartamento» en la que viven de seis a ocho conejos y sus crías. Las colonias pueden ser bastante grandes, a veces alcanzando cientos de conejos (Vella 2012, Parer 1977).

    Conejos en el hogar

    El conejo doméstico está programado para vivir en madrigueras al igual que su ancestro silvestre. Así como los conejos silvestres pasan largos períodos de tiempo en su madriguera durante el día, los conejos domésticos a menudo se ajustan fácilmente a pasar parte de su día en un corral grande o jaula. Se debe proporcionar tubos largos de PVC, bolsas de papel y/o cajas de cartón para que el conejo se pueda esconder (Figura 7) (Bays 2012). Así como las madrigueras de los conejos tienen múltiples salidas, los conejos en el hogar prefieren cajas con ambos lados abiertos para poder escapar rápidamente si así lo desean.

    Proporcione a los conejos materiales en los que se puedan esconder

    Figura 7. Proporcione a los conejos materiales en los que se puedan esconder. Esta caja de cartón que no ha sido tratada (flecha) también puede ser masticada y destruida por el conejo. Crédito de la foto: Christal Pollock, DVM. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Además de la necesidad de esconderse, los conejos domésticos también deben satisfacer su necesidad instintiva de excavar y masticar. Las hembras tienden a ser más propensas a masticar y excavar, incluso cuando son esterilizadas. Sin embargo sólo las hembras embarazadas o pseudo-embarazadas intentan cavar túneles muy profundos (Bays 2012, Vella 2012, Love 1994). Ya que estos impulsos no pueden ser abolidos, estos deben ser desviados y redirigidos (Bays 2006). Arreglar su casa “a prueba de conejos” evita la destrucción de la propiedad al mismo tiempo que protege el conejo de daños y ofrece elementos apropiados para excavar o masticar (Figura 8) (Bays 2012).

    Al igual que sus ancestros salvajes, los conejos domésticos excavan siempre que encuentran la oportunidad

    Figura 8. Al igual que sus ancestros salvajes, los conejos domésticos excavan siempre que encuentran la oportunidad. Crédito de la foto: Jannes Pockele a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Los conejos utilizan letrinas

    Conejos silvestres

    Como una criatura que pasa una parte importante de su día en su madriguera o «cueva», el conejo silvestre prefiere no ensuciar el lugar donde come y duerme. En su lugar los conejos eliminan en letrinas o huecos en el suelo en forma de herradura y que son poco profundos. Estas letrinas señalan el territorio de su madriguera (2012 Bays, Vella 2012, del DOE 2005). Los machos adultos también depositan heces duras y con olores fuertes en lugares dispersos para marcar su territorio «(Vella 2012).

    Conejos domésticos

    Afortunadamente los conejos domésticos también tienden a orinar y defecar en el mismo lugar cada vez. Este hábito de escoger una letrina significa que la mayoría de conejos son relativamente fáciles de entrenar para que utilicen una caja para eliminar. Tenga en cuenta que el objetivo de este entrenamiento es para enseñarle a orinar en la caja. La defecación es un proceso bastante continuo y pasivo en los conejos sanos (Bays 2006). No todas las bolas fecales serán depositadas en la caja (Figura 9) (Bradley 2000). Los machos adultos son especialmente propensos a depositar heces de olor fuerte en lugares dispersos para marcar su territorio (Vella 2012).

    La presencia de bolas fecales fuera de la caja NO es un signo de un mal entrenamiento del conejo

    Figura 9. La presencia de bolas fecales fuera de la caja NO es un signo de un mal entrenamiento del conejo. Los propietarios simplemente deben mantener una escoba a mano! Crédito de la foto: ‘msmornington’ a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Los conejos son crepusculares

    Los conejos silvestres semi-excavadores son «principalmente nocturnos» (Bays 2006, Jilge 1991). Su día de actividad por lo general comienza en la tarde o al anochecer, cuando los conejos salen de sus madrigueras y comienzan a alimentarse. Los conejos salvajes permanecen despiertos toda la noche y regresan a su lugar de descanso durante el día, por encima o bajo tierra, poco después del amanecer. Los conejos descansan durante las horas de la mañana, a veces hasta la media tarde. Qué tan activos son los conejos durante el día parece depender principalmente de que tanta hambre tienen y por lo tanto indirectamente sobre la densidad de población en relación con el suministro de alimentos (Thompson, 1994).

    Conejos domésticos

    Curiosamente, los conejos domésticos se han convertido fácilmente en animales de hábitos diurnos debido a la exposición al ruido, la luz y por supuesto a la alimentación durante el día (Bays 2006, Jilge 1991). Los conejos en el hogar comen más y son más activos al amanecer y al anochecer (Vella 2012, Bays 2006). También son más propensos a mostrar un comportamiento alegre y juguetón durante el comienzo de la noche. Cuando no están jugando o comiendo, los conejos domésticos tienden a descansar en silencio durante largos períodos de tiempo durante el día, un horario que se adapta bastante bien a las rutinas de muchas personas (Bays 2012, Harriman 1995). Para minimizar el estrés en los conejos, es importante proporcionar un horario y fotoperíodo consistente (Bays 2006).

    Los conejos tienen un apetito voraz

    Los conejos tienen apetitos prodigiosos y el conejo doméstico debe comer y defecar con frecuencia y de forma continua durante todo el día. Aunque a los conejos les encanta comer, también tienen una necesidad instintiva de buscar su alimento al igual que su ancestro silvestre. Por lo tanto, es importante proporcionar forrajeo y enriquecimiento ambiental. Visite el sitio web House Rabbit Society para obtener una lista de las fuentes de juguetes y de enriquecimiento que son seguros (Bays 2012, Brown 2010, Brown 2009, Bays 2006, Harris 2001, Harriman 1995).

    A los conejos domésticos generalmente se les ofrece pequeñas cantidades de pienso y vegetales temprano en la mañana y luego otra vez durante la tarde. Heno debe estar disponible en todo momento. Aunque el arrancarse el pelo no se discutirá en detalle aquí, los conejos en una dieta baja en fibra a veces se arrancan su propio pelo. Este comportamiento también puede ser una expresión de estrés o aburrimiento (Bays 2006, Mulder 1992).

    Los conejos practican la coprofagia y cecotrofia

    Conejos silvestres

    Las actividades de alimentación y el procesamiento de alimentos toman mucho tiempo del conejo (Thompson, 1994). Aunque los conejos salvajes salen de sus madrigueras al anochecer y continúan forrajeando toda la noche, la demanda continua de esta especie para la alimentación ha dado lugar a la práctica de reingestión (Thompson, 1994). La cecotrofia es la ingestión de cecotrofos directamente del ano. Estos cecotrofos suaves y con olor dulce son ricos en nutrientes y su ingesta es esencial para la nutrición normal del conejo. En los conejos silvestres, los cecotrofos usualmente son pasados durante los períodos de descanso en las madrigueras de 3 a 8 horas después de la alimentación (Hornicke 1989).

    Conejos domésticos

    La cecotrofia ocurre pero es raramente observada y reconocida en los conejos domésticos (Video 2). Cuando los cecotrofos no pueden ser ingeridos debido a una condición corporal de sobrepeso o enfermedades y debilidad, la región perianal se ensucia rápidamente y el conejo se encuentra en riesgo de desnutrición.

    Video 2. Los conejos ingieren cecotrofos directamente del ano.

    No es raro ver a un conejo de vez en cuando que ingiera una bolita fecal seca.

    Los conejos son bastante sociales

    Conejos silvestres

    Los conejos silvestres viven en grupos grandes y estables, a veces de varios cientos de individuos (Vella 2012, Parer 1977). La vida de la colonia es un sistema complejo. Los machos luchan por el dominio y el ganador reclama la madriguera, la hembra del perdedor y también consume la mejor comida. La hembra dominante cría a su progenie en la conejera principal y protege su nido agresivamente. Los otros miembros de la colonia asumen diferentes niveles dentro de la jerarquía social (Bays 2006, Smith 2003, Thompson 1994, Mykytowycz 1958).

    Conejos domésticos

    Al igual que su homólogo silvestre, el conejo doméstico es altamente social. Aunque una encuesta reciente demuestra que muchos conejos viven en soledad (Mullan 2006), la mayoría de los expertos coinciden en que la necesidad de compañía sólo puede ser parcialmente satisfecha por los seres humanos. Los conejos domésticos deben mantenerse en parejas o tríos siempre que sea posible (Figura 10) (Bays 2012, Bays 2006). El convivir en grupos es también una forma exitosa de enriquecimiento ambiental en el entorno de laboratorio (Hansen 2000, Whary 1993).

    Los conejos domésticos que tienen amigos a menudo pasan gran parte del día juntos – comen juntos, duermen juntos, se acicalan, juegan juntos e incluso se meten juntos en la caja para defecar al mismo tiempo – Davis 2003

    Al igual que sus ancestros silvestres, los conejos domésticos tienden a prosperar en grupos

    Figura 10. Al igual que sus ancestros silvestres, los conejos domésticos tienden a prosperar en grupos. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Las señales de que un conejo puede beneficiarse de la compañía y la estimulación de otro congénere puede incluir la evidencia de apatía y desinterés o incluso la hiperactividad y la destructividad (Vella 2012, Bays 2006, Whary 1993, Huls 1991). Comportamientos estereotípicos tales como arañar las esquinas de la jaula, acicalamiento excesivo, morder el alambre y comer en exceso también se pueden observar (Bays 2006, Hansen 2000, Whary 1993).

    A pesar de su naturaleza social, la vida en un hogar con varios conejos no siempre es armoniosa. Los conejos pueden infligir heridas graves e incluso luchar hasta la muerte. Es crucial que las introducciones se realicen con cuidado, usando previsión y vigilancia constante. La introducción más fácil tiende a ser entre un macho castrado y una hembra castrada o un grupo de hembras intactas (Bays 2012, Vella 2012, Harriman 1995).

    En grupos de tres o más conejos, un individuo a veces puede llegar a ser marginado. Este conejo «solitario» debe ser monitoreado cuidadosamente para asegurarse que pueda obtener suficiente comida y que no se encuentre demasiado estresado por su situación de vida. También se puede observar al conejo dominante arrancándole pelo al conejo subordinado (Bays 2006).

    Si el grupo resulta ser demasiado estresante para el conejo «solitario» o no es una opción viable, el conejo también puede formar fuertes lazos sociales con un amigo que no sea un conejo o un humano (Harriman 1995).

    • Conejillo de indias
      Los conejillos de indias (Cavia porcellus) a veces son seleccionados como compañeros para los conejos, pero hay inconvenientes potenciales (Figura 11). Los conejos aparentemente sanos pueden albergar Bordetella bronchiseptica, que puede enfermar clínicamente a los conejillos de indias. Los conejillos de indias sanos pueden albergar Pasteurella spp. Algunos conejos también tienden a «intimidar» a su pequeño compañero, creando estrés y monopolizando los recursos (Vella 2012).

      Guinea pigs and rabbits can sometimes make good companions.

      Figura 11. Los conejillos de indias y los conejos a veces pueden hacer buenos compañeros, pero hay desventajas médicas y posiblemente de comportamiento. Crédito de la imagen: Chris Parfitt a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Gato o perro
      Un gato o un perro pueden servir como un compañero para el conejo doméstico, sobre todo cuando han sido expuestos a otros conejos desde una temprana edad, sin embargo hay algunas consideraciones importantes (Figura 12) (Vella 2012). El perro debe ser apacible y debe ser entrenado para no perseguir al conejo si este esta corriendo. Cuando se va a tener un gato y un conejo, por lo general ayuda que sus tamaños corporales sean parecidos. La introducción de un conejo pequeño a un gato grande generalmente es una invitación a que ocurran desastres, sin embargo, un conejo grande también puede intimidar un gato pequeño. Los gatos y los conejos de todas las edades deben tener sus uñas cortas (Harriman 1995).Debido a que un solo accidente puede significar la muerte, la destrucción y el caos, estas combinaciones requieren una cuidadosa consideración y planificación (Harriman 1995). La domesticación no erradica los instintos naturales de especies depredadores, por lo tanto, todas las interacciones siempre deben estar supervisadas por un adulto responsable (Bays 2012).

      Cats and dogs can make acceptable rabbit companions when exposed to this species from a very young age and consistently supervised by a responsible adult.

      Figura 12. Los gatos y los perros pueden ser compañeros aceptables para los conejos cuando se exponen a estos a partir de una edad muy joven y cuando son constantemente supervisados por un adulto responsable. Créditos de las fotos: Alisha Vargas a través de Flickr Creative Commons (izquierda) y Brent More través de Flickr Creative Commons (derecha). Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Otros
      Pequeños mamíferos, como los ratones y hámsters, así como también las aves de compañía pueden servir como compañeros del conejo. Incluso un juguete de peluche puede servir como un compañero para algunos conejos (Video 3) (Bays 2006, Harriman 1995).

    Video 3. Los compañeros de los conejos domésticos pueden mejorar drásticamente su calidad de vida y a veces pueden incluir objetos inanimados como este muñeco de peluche.

    Los conejos son territoriales

    Conejos silvestres

    El comportamiento territorial en el conejo está íntimamente relacionado con la reproducción. Los machos mantienen límites territoriales para proteger a las hembras de otros machos, mientras que las hembras protegen su madrigueras de otras hembras (Thompson, 1994).

    El marcar el territorio es un comportamiento común observado en ambos sexos en el que las secreciones glandulares se utilizan para marcar a otros animales y objetos inanimados (Bays de 2006, Harriman 1995). El tamaño de la glándula y el grado de marcaje son dependientes de andrógenos, por lo tanto, estas glándulas están más desarrollados en los machos y estos marcan con más frecuencia que las hembras. Los machos intactos y dominantes marcan su territorio con mayor frecuencia que los subordinados y los machos dominantes marcan con mayor frecuencia en la presencia de rivales subordinados (Hoffman 2010). Las hembras marcan a sus crías y son abiertamente hostiles con otros conejos jóvenes, al punto de perseguir y matar a conejos jóvenes de otras colonias (Bays 2006).

    • La glándula de la barbilla submandibular secreta hasta 34 compuestos volátiles, incluidas las feromonas. Las secreciones de los conejos dominantes incluyen 2-fenoxietanol, que es el fijador utilizado por la industria del perfume. Este compuesto especial permite que las marcas de olor persistan por más tiempo en el medio ambiente (Vella 2012, Hayes 2003).La glándula se abre en la parte inferior de la barbilla y los conejos marcan comúnmente artículos en su entorno al frotar en estos su barbilla (Figura 14). Las secreciones de la glándula son aplicadas de forma precisa por los machos dominantes en todos los objetos dentro de su territorio, así como en los cuerpos de los miembros subordinados del grupo (Thompson 1994).
    • Las glándulas inguinales son un par de glándulas relativamente grandes en la región perineal que tienen una forma de saco y que a menudo están llenas de un material ceroso marrón-amarillo. Los conejos marcan su aroma con las glándulas inguinales al frotar el área genital sobre un elemento (Vella 2012, O’Malley 2005).
    • Las secreciones de las glándulas anales cubren la superficie de las bolitas de materia fecal a medida que pasan a través del recto, creando el clásico ‘olor de conejo’. Los machos regularmente depositan excrementos en lugares estratégicos para marcar los límites territoriales (Thompson, 1994).

    Las eliminaciones territoriales son una forma adicional para marcar el territorio. Los conejos pueden dejar montones de bolas fecales estratégicamente colocadas (Figura 13) y los machos dominantes también marcan el territorio rociando orina de olor fuerte en los objetos y en ocasiones en otros conejos.

    as bolitas de materia fecal estratégicamente colocadas se pueden utilizar para marcar el territorio del conejo

    Figura 13. Las bolitas de materia fecal estratégicamente colocadas se pueden utilizar para marcar el territorio del conejo. Crédito de la foto: ‘Jastrow’ vía Wikimedia Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    Conejos domésticos

    Todos los comportamientos territoriales observados en el conejo silvestre también se pueden observar en el conejo doméstico (Figura 14). El territorio es marcado con aroma por la barbilla y esparciendo partículas fecales en los límites territoriales percibidos.

    Scent marking is observed in house rabbits.

    Figura 14. La marcación del territorio se observa en los conejos domésticos. Haga clic en la imagen para ampliar.

    El marcaje del territorio es más prominente en los machos intactos, los cuales pueden orinar en sus límites percibidos o incluso sobre sus cuidadores. La masticación y excavación también se pueden observar en particular en las hembras intactas. La agresión entre los conejos a menudo surge de la defensa del territorio (Bays 2012).

    Los conejos utilizan una serie de señales de comunicación no verbal

    El propietario y veterinario de conejos exitoso se convertirá en experto en interpretar las señales de comunicación no verbal. Los conejos poseen pocos músculos de expresión facial, sin embargo, pueden expresarse con elocuencia a través de acciones, tales como golpear el suelo o con posturas.

    • El conejo relajadoUn conejo relajado puede estirarse en su vientre o recostarse sobre su lado con las extremidades traseras extendidas hacia atrás (Vella 2012, Harriman 1995).
    • El conejo alertaUn conejo alerta puede levantarse sobre sus patas traseras y escanear el medio ambiente (Figura 2), pero hay otros signos más sutiles. Una cola erecta comunica excitación. El estímulo subyacente puede ser positivo como una deliciosa golosina o negativo como una amenaza potencial. En el conejo alerta también se observa que las orejas se dirigen hacia arriba y hacia adelante. Estas señales se pueden combinar con meneo de la cabeza que a menudo se realiza cuando el conejo trata de evaluar cuidadosamente un estímulo nuevo en su entorno (Vella 2012, Harriman 1995).
    • El conejo tenso o asustadoAgacharse es una postura tensa, a menudo visto con ojos saltones y orejas aplanadas (Figura 15). Esta postura puede comunicar subordinación o miedo, a medida que el conejo intenta parecer más pequeño al estar acostado en el suelo (Vella 2012, Harriman 1995).

      El lenguaje corporal de este conejo (cuerpo aplanado, las orejas hacia atrás) sugiere que hay tensión y/o miedo

      Figura 15. El lenguaje corporal de este conejo (cuerpo aplanado, las orejas hacia atrás) sugiere que hay tensión y/o miedo. Crédito de la foto: Daniel Hall a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Presentación para el acicalamientoEl conejo se recuesta con los pies metidos debajo, la cabeza extendida hacia adelante y con la barbilla sobre el suelo (Figura 16). Así es como los conejos subordinados se presentan ante sus superiores, pero esta es también la posición asumida por un conejo dominante que está siendo acicalado (Harriman 1995).

      Un conejo dominante puede colocar su cabeza por debajo de un subordinado para el acicalamiento

      Figura 16. Un conejo dominante puede colocar su cabeza por debajo de un subordinado para el acicalamiento. Crédito de la foto: Daniel Hall a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Sacudida de orejas, de la cabeza y del cuerpoA menudo un signo de descontento, la sacudida de las orejas, la cabeza o el cuerpo se da en respuesta a un olor molesto o la manipulación no deseada (Figura 17). Este comportamiento también se puede observar cuando el conejo se relaja lo suficiente para comer o acicalarse.

      Sacudir la cabeza puede ser un signo de descontento en el conejo

      Figura 17. Sacudir la cabeza puede ser un signo de descontento en el conejo. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Empujar o acariciarEl conejo doméstico a menudo utiliza su nariz para empujar o acariciar la mano o el pie de su humano para buscar atención y ser acariciado (Figura 18). Cuando el conejo ha «tenido suficiente», también puede empujar la mano del ser humano (Bays 2012).

      Un conejo que busca atención puede empujar o acariciar a su humano

      Figura 18. Un conejo que busca atención puede empujar o acariciar a su humano. Crédito de la foto: Josh Semans a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • LamerLamer es un signo de afecto y aceptación social en el conejo (Figura 19) (Bradley 2000, Harriman 1995). Se cree que el acicalamiento mutuo fortalece el vínculo entre los conejos (Vella 2012, Love 1994).

      Al igual que muchos animales domésticos, el lamer es un signo de afecto o aceptación social en los conejos

      Figura 19. Al igual que muchos animales domésticos, el lamer es un signo de afecto o aceptación social en los conejos. Crédito de la foto: Brent Moore a través de Flickr Creative Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • PellizcoEl pellizcar con los dientes se percibe a menudo como una expresión de enojo o molestia, sin embargo, también se puede hacer simplemente para solicitar atención (Figura 20) (Harriman 1995).

      Shown here, a rabbit lightly nipping his human’s finger.

      Figura 20. Se muestra aquí, a un conejo mordiendo ligeramente el dedo de su humano. Haga clic en la imagen para ampliar.

    • Saltos de felicidad”
      Durante los «saltos de felicidad» o «baile» el conejo corre rápidamente y levanta sus extremidades traseras, a veces saltando en el aire con los cuatro pies fuera del suelo. Este comportamiento se observa con mayor frecuencia durante la tarde y se considera una expresión de exuberancia en el conejo doméstico (Video 4) (Bays 2006, Harriman 1995).https://www.youtube.com/watch?v=pmft43qUPaM

      Video 4. Los “saltos de felicidad” o “baile” son considerados una expresión de exuberancia.

    Aunque son considerados animales relativamente silenciosos, los conejos pueden emitir una serie de sonidos

    Al igual que las señales posturales, la mayoría de las vocalizaciones producidas por los conejos están mucho mejor comprendidas y más ampliamente descritas en el conejo doméstico.

      • RonroneoUna serie de vibraciones leves y rápidas de los dientes crean un zumbido de tono bajo o «ronroneo» mientras que los bigotes tiemblan (Video 5). El ronroneo a menudo se activa mediante una suave caricia detrás de las orejas y significa que el conejo esta alegre o relajado (Vella 2012, Harriman 1995).https://www.youtube.com/watch?v=U6WruNjy0iE

        Video 5. El ronroneo indica alegría o relajación.

      • “Jonk” y “Oink”Los sonidos “jonk” o “oink” se producen a menudo para obtener atención (Video 6). Ya que los conejos parecen demostrar muy poca distinción entre el comportamiento sexual y social, estos sonidos se asocian típicamente con el deseo, ya sea por la comida o el cortejo, incluso en conejos castrados (Harriman 1995).

        Video 6. Los conejos pueden hacer estos sonidos para obtener atención

      • Ruidos nasales
        Los conejos «habladores» a veces producen sonidos nasales que pueden confundirse con sonidos respiratorios (Video 7). Sin embargo estos sonidos vocales son intermitentes y son estimulados por la interacción social con el propietario.

        Video 7. Los conejos vocales a veces crean un sonido nasal que puede confundirse con sonidos respiratorios de enfermedad.

    Lloriqueo o chillidos bajos
    Los conejos, especialmente las hembras embarazadas o pseudo-embarazadas, a veces producen estos sonidos displicentes para indicar desagrado cuando se alzan o se sacan de la jaula (Harriman 1995).

    • Resoplo, gruñido o siseo
      El conejo que resopla o gruñe a menudo muestra sus orejas aplanadas y una cola erecta. Estos sonidos de advertencia se pueden asociar con el miedo y/o agresión y con frecuencia se oyen antes que el conejo embista o muerda (Video 8) (Harriman 1995).
      https://www.youtube.com/watch?v=KFY90ZLSSDk

     

    Video 8. El resoplo y gruñido son sonidos de advertencia. Observe la secuencia de resoplo, embestida y mordedura. También tenga en cuenta que esta persona merece haber sido mordida.

    • Rechinar de dientes o bruxismo
      El bruxismo lento y ruidoso se ve a menudo si el conejo está enfermo o molesto, particularmente con dolor gastrointestinal. Aunque el bruxismo y el ronroneo (arriba) involucran el chasquido de los dientes, los sonidos son bastante diferentes. El contexto también ayuda a distinguir el bruxismo del ronroneo (Harriman 1995).
    • Gritos
      Este sonido fuerte y estridente que puede parecerse al sonido de un bebé humano llorando, indica terror intenso o dolor (Video 9) (Vella 2012). En la práctica clínica, se escuchan los gritos más comúnmente en conejitos huérfanos silvestres.

      Video 9. Crías gritando. Nota: Los manejadores deberían haber hablado en voz baja y con calma durante el uso de una pequeña toalla para arrear a las crías hacia una esquina para la restricción manual.

    Los comportamientos sexuales negativos llegan al máximo durante la adolescencia

    Pubertad

    El conejo juvenil llega a la pubertad justo después de su máxima tasa de crecimiento. Por lo tanto, el inicio de la madurez sexual varía con la raza de conejo, con razas más pequeñas alcanzando la pubertad antes que las razas grandes (Tabla 1). Las hembras generalmente alcanzan la pubertad antes que los machos.

    Tabla 1. Edad típica de inicio de la pubertad en diversas razas de conejos
    Razas pequeñas3.5-5 meses
    Razas medianas4-6 meses
    Razas grandes5-8 meses

    Comportamiento sexual en el macho

    El comportamiento sexual en el macho a medida que crece se manifiesta con frecuencia con territorialidad. La marcación del territorio con la barbilla se observa con frecuencia e incluso conejos jóvenes que fueron previamente entrenados para orinar y defecar dentro de la caja, empiezan a hacerlo por fuera de esta. Los machos pueden rociar orina en el piso, las paredes, los muebles, otros animales y seres humanos en el hogar. Los machos también pueden mostrar signos de libido constantes. El macho puede intentar montar objetos inanimados, pies humanos y otros animales, incluyendo perros y gatos y este comportamiento puede llevar a peleas entre compañeros de jaula. La agresión es particularmente frecuente entre los machos en pubertad y lesiones graves se pueden desarrollar si no se separan los conejos (Bays 2012, Bays 2006).

    Comportamiento sexual en la hembra

    Frecuentemente se observa en la hembra la marcación del territorio con la barbilla, el desplazamiento en círculos, sonidos respiratorios, el comportamiento de anidación, incluyendo la excavación destructiva y la masticación. Al igual que el macho, la hembra también puede montar a sus compañeros y rociar orina. Ella a menudo muestra cambios de humor intensos siendo más distante, más irritable e incluso agresiva con otros conejos, otros animales y personas al defender su territorio (Bays 2012). La hembra también puede mostrar hiperactividad o inquietud que no disminuye hasta que es montada por el macho (Bays 2006).

    Los conejos domésticos a menudo son dejados en refugios o albergues de mascotas durante la adolescencia (Figura 21). Muchos propietarios no se dan cuenta que estos comportamientos sexuales negativos pueden disminuir con el tiempo, siempre y cuando se traten adecuadamente a través de la esterilización (ver más abajo), el uso adecuado de refuerzo positivo de comportamiento y enriquecimiento ambiental adecuado (Figura 21) (Bays 2012, Harriman 1995).

    Aunque lindos y dóciles a una edad temprana, muchos conejos son dejados en refugios durante la adolescencia

    Figura 21. Aunque lindos y dóciles a una edad temprana, muchos conejos son dejados en refugios durante la adolescencia. Haga clic en la imagen para ampliar.

    La castración mejora la calidad de mascota del conejo doméstico

    Al reducir la influencia hormonal en el comportamiento, la castración del conejo doméstico mejora los hábitos de eliminación de orina y materia fecal al tiempo que reduce la agresión territorial y otras conductas sexuales como el montaje (Bays 2012, Harriman 1995). Al igual que con otros animales de compañía, es prudente castrar al conejo mientras es joven ya que el comportamiento sexual como el montaje puede convertirse en un «hábito» (Bays 2012). La esterilización de la hembra joven también reduce el riesgo de neoplasia de útero.

    La actividad sexual por lo general comienza a disminuir dentro de 2 a 4 semanas después de la castración y suele estar ausente en 2 a 4 meses en los machos, aunque este proceso puede tardar de 6 a 8 meses en conejos de razas grandes (Bays 2012). Los cambios de comportamiento generalmente tardan más en las hembras en comparación con los machos.
    Tenga en cuenta que el comportamiento sexual debería disminuir pero no terminará necesariamente con la esterilización. El comportamiento sexual en general, sigue siendo una parte básica del repertorio de comportamiento del conejo (Harriman 1995). Por ejemplo, tanto el macho como la hembra castrada continuarán rodeando los pies del propietario para llamar la atención, como si los estuvieran ‘cortejando’ (Bays 2012).

    Los conejos adultos son más tranquilos y más predecibles

    Los conejos domésticos jóvenes son hiperactivos y juguetones. Otros términos utilizados con frecuencia para describir a los conejos jóvenes incluyen «revoltosos», «traviesos» y «curiosos» (Bays 2006). Después de aproximadamente 1 año de edad, los conejos adultos se vuelven más tranquilos y predecibles, con períodos ocasionales de actividad (Bays 2006).
    También se puede observar diferencias en la personalidad entre las razas. Como regla general, los conejos de raza grande tienden a ser más tranquilos que las razas más pequeñas, las cuales tienden a ser más excitables. Sin embargo pueden haber profundas variaciones individuales en la personalidad. Los conejos domésticos en general se consideran geriátricos después de los 5 a 6 años de edad. Estos conejos tienden a dormir más y a moverse más lentamente (Bays 2006, Harriman 1995).

    Conclusión

    El comportamiento del conejo es complejo y depende de varios factores como la taxonomía, anatomía, fisiología y su cuidado en casa. Gran parte del comportamiento exhibido por los conejos es instintivo y se asemeja al comportamiento del conejo silvestre. Esta especie de presa semi-excavadora, es extremadamente social y la mayoría de conejos prosperan en grupos y en contacto con otros conejos. Los conejos se comunican entre sí y con los seres humanos a través de la marcación del territorio, varios sonidos, posturas y acciones. Finalmente el comportamiento sexual es una parte intrínseca del conejo, pero afortunadamente los comportamientos sexuales negativos que alcanzan su máximo en la pubertad, por lo general pueden ser modificados con el tiempo, un manejo cuidadoso y la esterilización quirúrgica.

    Referencias