Cuidado y Manejo de la Tortuga Egipcia

Tortuga Egipcia (Testudo kleinmanni)

Egyptian tortise

Testudo kleinmanni. Foto tomada por: Roy Winkelman vía Clippix ETC

Historia natural



La tortuga egipcia (Testudo kleinmanni) es también conocida como la tortuga de Kleinmann o tortuga de Leith. El hábitat natural de la tortuga egipcia es el desierto y matorral semidesértico, aunque esta especie también se encuentra en los márgenes de marismas salinas, llanuras de grava de arena, así como en los escarpes rocosos de los «wadis», un lecho de un arroyo que suele ser seco excepto durante la temporada de lluvias. La tortuga egipcia se encuentra actualmente en la parte costera de Libia y Egipto, así como Israel. Sin embargo su área de distribución una vez fue mucho más grande, extendiéndose a través de Egipto y hacia abajo en el sur de Palestina. Los reportes sugieren que la dieta de la tortuga egipcia en la naturaleza se compone principalmente de barrilla (género Salsola) y flor de papel (Limonium latifolium).

Estado de conservación



La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN) enumera la tortuga egipcia como críticamente en peligro de extinción. El desarrollo humano, pastoreo excesivo y la recolección de especímenes para el comercio de mascotas han diezmado el rango de distribución de esta especie. La extracción de estos animales de la naturaleza tuvo su efecto más devastador en cuanto a cifras de la población en la década de 1980 y principios de 1990.

Taxonomía



Clase: Reptilia

Orden: Chelonia/Testudines

Familia: Testudinidae

Género: Testudo

Testudo kleinmanni


Descripción física



Testudo kleinmanni es la especie más pequeña en el género Testudo. La longitud del caparazón del macho adulto es típicamente de 8-10 cm (3-4 pulgadas); las hembras adultas son un poco más grandes, con longitudes de 10-12 cm (4-5 pulgadas). La longitud del caparazón puede alcanzar un máximo de 14.4 cm (5.7 pulgadas).
Las tortugas egipcias son similares a Testudo negev, que también habitan en un terreno similar, pero están casi extintas.

El color del caparazón puede variar de gris a marfil a un color dorado, sin embargo la tortuga egipcia es generalmente de un color amarillo pálido sin brillo. El caparazón tiene marcas marrón oscuro o negras en el frente y los lados de cada escudo. Esta queratina oscura a menudo se desvanece con la edad a un tono más claro.

[caption id="attachment_19534" align="aligncenter" width="250"]Egyptian tortoise plastron Crédito de la foto: Abrahami vía Wikimedia Commons. Haga clic en la imagen para ampliar.[/caption]

El plastrón es de color amarillo pálido con dos marcas triangulares oscuras en los escudos abdominales (que se muestra a la izquierda). Estas marcas únicas están presentes incluso en las crías y se alargan a medida que el plastrón crece.

[caption id="attachment_19537" align="aligncenter" width="250"]Egyptian tortoise carapce Crédito de la foto: Stefano Alcini. Haga clic en la imagen para ampliar.[/caption]

El caparazón de la tortuga egipcia es alto. Sólo el escudo supracaudal es acampanado (que se muestra a la izquierda, flecha). El tercio caudal del plastrón forma una bisagra movible que se retiene en la edad adulta. Esta adaptación permite a la tortuga retirar y proteger sus cuartos traseros. Los cuatro escudos posteriores, escudos femorales y escudos anales, están sobre la bisagra.

Las tortugas egipcias no tienen tubérculos en el muslo. Por lo general sólo hay tres hileras longitudinales de escamas agrandadas en la superficie anterior de la pata delantera.


Dimorfismo sexual



Además de todas las características generales que distinguen a las tortugas mediterráneas macho y hembra, en las tortugas egipcias la abertura de la cloaca es más larga y tiene una forma de hendidura en el macho; esta abertura en la hembra es mas arrugada y se encuentra más cerca al caparazón.

Dieta



La tortuga egipcia come una amplia variedad de vegetación que va desde hierbas hasta plantas de hoja ancha y sus flores. Dos plantas que se encuentran en su hábitat nativo que también crecen en América del Norte son la barrilla y la flor de papel. Esta especie también se alimenta ocasionalmente de insectos y carroña en la naturaleza, aunque es mejor ofrecer a los especímenes en cautiverio una dieta estrictamente herbívora.

Siendo una especie de desierto, es fácil proporcionar a la tortuga egipcia en cautiverio una dieta que es excesivamente rica en nutrientes. Erwin 2004 recomienda alimentar a las tortugas adultas y subadultas una ración de verduras mixtas, hierbas y heno cuatro veces por semana. En días alternos, se proporcionan golosinas altas en fibra como la malva u hojas o flores de hibisco, hojas de la flor de papel o se les permite pastar durante varias horas en un césped de pasto de Bermuda libre de químicos.

Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas para obtener información adicional.


Cuidado y Alojamiento


Temperatura

Las tortugas egipcias parecen ser tolerantes al frío. De Octubre a Abril, las temperaturas ambientales diurnas se mantienen de 17-24 ºC (62.6-75.2 ºF) con un área de asoleamiento entre los 29-32.2 ºC (85-90 ºF). Cuando se exponen a temperaturas más altas, la actividad disminuye y en condiciones naturales las tortugas estivan (ver estivación abajo).

Humedad

La tortuga egipcia es originaria de un clima árido y no puede tolerar condiciones húmedas. Se debe tratar de mantener una humedad relativa ambiental entre el 20-30%. Un tazón de agua superficial se debe ofrecer y cambiar regularmente.

Iluminación

Se recomienda la iluminación UVB artificial para los especímenes en cautiverio. Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas para obtener información adicional.

Tamaño y diseño de la jaula

Un corral al aire libre es una excelente opción, pero solamente durante los meses de clima cálido con una humedad baja. Esta tortuga pequeña requiere de una gran cantidad de espacio. Una pareja reproductora debe tener un espacio mínimo de 0.7 metros cuadrados (8 pies cuadrados). Proporcione 0.2-0.4 metros cuadrados adicionales (2-4 pies cuadrados) como mínimo por cada tortuga adicional. Las paredes del recinto deben ser opacas y por lo menos de 20 cm (8 pulgadas) de alto. Proporcione por lo menos 5-8 cm (2-3 pulgadas) de material de sustrato en el encierro para que las tortugas egipcias puedan satisfacer su deseo natural de excavar huecos pequeños. Estos huecos permiten a la tortuga enterrar su plastrón, la parte más vulnerable de su cuerpo, a medida que se establece al final del día.

Estivación

Las tortugas egipcias no hibernan, pero cuando se exponen a temperaturas superiores a los 32.2 °C (90 °F), la actividad disminuye y en condiciones naturales la tortuga estiva. De hecho, Testudo kleinmanni es la única tortuga terrestre de clima templado que descansa durante el calor del verano y es más activa durante el invierno. Para simular la «temporada seca» y ayudar en la estimulación de la estivación en el animal cautivo, el área de asoleamiento se mantiene constantemente en los 35 °C (95 °F) durante Mayo a Septiembre. Por supuesto, es difícil replicar las condiciones seguras de estivación en cautiverio y por esta razón algunos herpetólogos eligen mantener a las tortugas en temperaturas moderadas que permiten la actividad normal durante todo el año.


Valores fisiológicos normales


Temporada reproductiva

Se reproduce durante el otoño. Los huevos son depositados a principios de la primavera.

Huevos por nidada

1 (muy grande), rara vez hasta 4.

Período de incubación

4-5 meses

Promedio de vida

Las tortugas son conocidas por su longevidad. Con el cuidado apropiado las tortugas egipcias pueden vivir de 70 a 100 años.


Anatomía/fisiología



Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas.

Manejo



Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas.

Venopunción



Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas.

Medicina preventiva



Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas.

Condiciones médicas importantes


  • Al igual que en otras especies de Testudo, el herpesvirus se ha encontrado en las tortugas egipcias.
  • No se debe confundir la presencia de la bisagra caudal con una anomalía ósea asociada con el hiperparatiroidismo nutricional secundario o la enfermedad metabólica ósea.
  • Consulte el artículo sobre el cuidado y manejo de las Tortugas Mediterráneas para obtener información adicional.


Quiz



Haga clic aquí para acceder el Quiz 5 sobre las tortugas Testudo de LafeberVet.

**Inicia sesión para ver las referencias**

Referencias