Cuidado y Manejo del Conejo de Cola de Algodón

Conejo de Cola de Algodón (Sylvilagus spp.)

cottontail rabbit

Imagen tomada por: Donald Hines vía Flickr Creative Commons

Historia natural



El conejo de cola de algodón se encuentra en el este y el medio oeste de los Estados Unidos y es común en gran parte de su rango. La alta capacidad de reproducción y la adaptabilidad de esta especie ha hecho que el conejo de cola de algodón sea uno de los animales de caza más importantes de América del Norte.

Taxonomía



Clase: Mammalia

Orden: Lagamorpha

Familia: Leporidae – liebres, conejos

Genio: Sylvilagus – Existen aproximadamente 10 especies de conejos de cola de algodón incluyendo:

Sylvilagus floridanus– Conejo serrano (distribución más amplia)

S. audubonii– Conejo del desierto

S. bachmani– Conejo matorralero

S. palustris– Conejo del pantano

S. nuttallii– Conejo de montaña

Aunque todos son especies diferentes, a todos se les refiere comúnmente como conejos de cola de algodón.


Dieta



Los conejos de cola de algodón comen una amplia variedad de alimentos vegetales, incluyendo hierbas, juncias, brotes, hojas, frutos, brotes y corteza. Durante los meses de verano, los conejos comen principalmente gramíneas, leguminosas, anuales suculentas, malas hierbas, así como el vegetal de huerta ocasional. La dieta de invierno incluye granos pequeños, así como ramitas, corteza y brotes de arbustos y árboles.

Algunos de los alimentos favoritos incluyen el trébol blanco y carmesí, el pasto Bahía y la vegetación verde y suculenta como la alfalfa, el trigo, la cebada, raigrás y los guisantes de invierno.

Con frecuencia, la dieta en cautiverio consiste en una variedad de verduras, hierbas, trébol y heno.


Cuidado y alojamiento



Los conejos de cola de algodón son la representación clásica de los animales de presa, ya que son asechados por casi todos los depredadores. Esta especie tiende a ser muy nerviosa y se puede estresar fácilmente. Los conejos de cola de algodón no se adaptan bien al cautiverio y deben ser mantenidos durante el período más breve posible. Proporcione seguridad visual adecuada como una caja de cartón y aloje a esta especie lo más lejos posible de la vista, la audición y el olfato de perros y gatos.

Los conejos de cola de algodón son animales solitarios que son relativamente intolerantes con sus congéneres.

Estos conejos son también crepusculares y nocturnos. La actividad de alimentación máxima se observa 2 a 3 horas después del amanecer y durante la hora después de la puesta del sol.


Valores fisiológicos normales


Temperatura101.3-103 °F38.0-39.6 °C
Frecuencia cardíacaNo disponible 
RespiraciónNo disponible 
Promedio de vida<3 años 
Madurez sexual2-3 mesesLas especies más pequeñas alcanzan la pubertad antes que las especies más grandes.  
Gestación25-31 días 
Tamaño de la camada1-7 crías (3-4 en promedio) 
Peso al nacimiento23-33 g 
Edad que abren los ojosDía 4-5 
Edad en la que emergen del nidoAlrededor del día 14 
Edad al desteteDía 16-22 
IndependientesSemana 7-8Ojos abiertos, las orejas erectas, ~ 4 pulgadas (10 cm) de largo
Peso corporal a los 6 meses0.5 kg (1.1-1.2 libras) 
Peso corporal del adulto0.8-1.53 kg (1.76-3.37 libras) 
Temperatura ambiental ideal65-70 °F15.6-21.0 °C
Humedad ambiental ideal30% a 50% 
Consumo de agua al día120 ml/kg/día 


Reproducción



La hembra crea un nido poco profundo hecho de hierba y forrado con pelaje, en el que las crías permanecen ocultas por el lecho u hojas.

La hembra puede reproducirse el mismo día que da a luz a la camada y puede repetir el proceso de cría tres o cuatro veces durante la temporada de reproducción. Un nuevo nido se construye generalmente para cada camada.

La leche de la hembra es bastante densa en nutrientes y las crías son alimentadas una o dos veces al día durante 3-5 minutos a la vez.


Manejo



Los principios y precauciones para el manejo son los mismos que para el conejo europeo, sin embargo, la naturaleza nerviosa del conejo de cola de algodón requiere de una técnica particularmente rápida y segura.

Los conejos poseen un esqueleto relativamente delicado y ligero combinado con músculos bastante fuertes y bien desarrollados en las piernas traseras y la espalda. Con una restricción inadecuada, los conejos que luchan o patean corren el riesgo de fracturarse una pierna o la espalda. Siempre sujete a los conejos en una superficie antideslizante, como una toalla o almohadilla grande y pesada.

Utilizar guantes y ropa de protección puede estar indicado debido al riesgo potencial de enfermedades zoonóticas (ver condiciones médicas importantes más adelante).


Venopunción



Obtenga grandes volúmenes de sangre de la vena yugular o la vena safena lateral.

Muestras más pequeñas pueden ser tomadas de la vena cefálica.


Antibiotics to Avoid



Obtenga grandes volúmenes de sangre de la vena yugular o la vena safena lateral.

Muestras más pequeñas pueden ser tomadas de la vena cefálica.

P.L.A.C.E.:

  • Penicilina
  • Lincosamida, lincomicina
  • Amoxicilina, ampicilina
  • Cefalosporinas, clindamicina
  • Eritromicina


Condiciones médicas importantes



La mayoría de los conejos que son presentados para atención médica son jóvenes, menos de 1 año de edad. El trauma es la razón más común. Otras condiciones médicas reportadas en los conejos de cola de algodón incluyen:

  • Ectoparásitos como las garrapatas, piojos, ácaros y especialmente las pulgas son observadas con frecuencia en los conejos de cola de algodón (vea Control de Ectoparásitos en Pequeños Mamíferos).
  • Miasis cutánea por larvas de Cuterebra: Larvas de mosca grande que se encuentran comúnmente en el espacio subcutáneo del cuello y el pecho durante los meses de calor. Las moscas adultas ponen sus huevos en la pelaje del conejo, que más tarde se convierten en larvas y penetran la piel. Las larvas de Cuterebra, crecen hasta que son aproximadamente 3.8 cm (1.5 pulgadas) de largo, momento en el que emergen de la piel del conejo y caen en el suelo. La larva luego se entierra en el suelo y se convierte en una pupa, para luego surgir como una mosca adulta. La mortalidad es rara en los conejos infectados.
  • La coccidiosis se encuentra en la mayoría de los conejos de cola de algodón. Eimeria media y E. perforans pueden infectar los intestinos, causando una enteritis potencialmente fatal en los conejos jóvenes estresados. La coccidiosis hepática es causada por E. steidae.
  • Virus del fibroma, un miembro de los poxvirus, causa el fibroma de Shope o «cuerno de conejo». La enfermedad se transmite por vectores artrópodos. Lesiones cutáneas se ven ocasionalmente en las piernas, los pies y las orejas de los conejos afectados. Las lesiones comienzan como un ligero engrosamiento de los tejidos subcutáneos y progresan durante varios meses hasta que de un momento a otro empiezan a mejorarse de repente. El virus del papiloma provoca verrugas callosas en el cuello, los hombros, las orejas o el abdomen de los conejos de cola de algodón. No hay tratamiento para las lesiones de la piel y ambas condiciones generalmente se resuelven espontáneamente durante varios meses. Curiosamente estos patógenos son una posible explicación de los mitos sobre el «lebrílope», una criatura mítica que parece un conejo con la cornamenta de un antílope. La mixomatosis provoca nódulos cutáneos fibróticos y también se transmite por vectores artrópodos. Los conejos silvestres en general son considerados bastante resistentes al virus de mixoma, sin embargo, el conejo matorralero (S. bachmani) es el huésped natural de las cepas de América del Norte (California). Algunas especies de conejos (S. nuttallii, S. audubonii) también son susceptibles a cepas del virus de mixoma de América del Sur (brasileño). A diferencia de la enfermedad observada en los conejos europeos, el virus de mixoma no parece causar enfermedad diseminada en los conejos sanos.
  • La infección por Staphylococcus aureus es transmitida por abrasión de la piel o picaduras de insectos. La infección puede manifestarse como abscesos de los ganglios linfáticos e incluso puede llegar a ser sistémica. La enfermedad se confirma a través de un cultivo bacteriano.
  • Baylisascariasis: la migración aberrante de la larva de Baylisascaris procyonis y B. columnaris se ha asociado con enfermedad del sistema nervioso central (desplazamiento en círculos, pérdida del equilibrio, ceguera) en conejos de cola de algodón. La enfermedad se confirma a través de histopatología de la médula espinal.

Los conejos de cola de algodón también pueden servir como portadores asintomáticos o huéspedes intermediarios de una serie de organismos infecciosos incluyendo: Sarcocystis falcatula, Taenia pisiformis, Francisella tularensis (tularemia o «fiebre de los conejos»), Listeria monocytogenes, Pasteurella spp., Yersinia spp., Leptospira spp., y Rickettsia rickettsia (fiebre de las Montañas Rocosas).
Es poco probable que estas condiciones sean responsables de la admisión del conejo a la clínica, sin embargo, guantes y ropa de protección se deben utilizar idealmente para la manipulación de conejos heridos ya que son potenciales reservorios de la enfermedad.

Referencias