Información de Cuidado Básico: Hospitalización de Mascotas No-tradicionales

Principios generales y equipo básico

Ningún hospital es capaz de cubrir las necesidades de todos los animales exóticos. Las jaulas deben ser construidas para satisfacer las necesidades de cada paciente, sin embargo hay requisitos constantes para los diferentes animales exóticos:

  • Primero, el espacio utilizado para mantener animales de presa (como los conejos y conejillos de indias) debe ser tranquilo y libre de ruidos fuertes. Seleccione un área que esté lejos de la vista y el sonido de predadores como los gatos, perros y hurones (Mustela putorius furo).
  • Instale interruptores que permitan regular la intensidad de la luz en la habitación. Bajar los niveles de luz puede calmar a una especie de presa que se encuentre nerviosa y también puede facilitar su captura.
  • Seleccione jaulas que sean fáciles de limpiar y que tengan buena ventilación. La organización de las jaulas debe bloquear la visualización entre animales.
  • El sustrato utilizado en el suelo de la jaula varía con respecto a la especie; sin embargo, una pila de papel periódico o pliegos de papel grueso pueden satisfacer las necesidades de muchos pacientes que se encuentren hospitalizados.
  • Muchos animales exóticos también se benefician de alguna forma de seguridad visual, o un lugar donde no puedan ser vistos. Coloque una toalla sobre una parte de la incubadora o utilice cinta para pegar papel periódico o cualquier otro papel opaco sobre una parte de la puerta de una jaula de tratamiento. Coloque una caja de cartón o una caja de plástico dentro de la jaula para que el animal se pueda esconder.

Muchos animales exóticos que se encuentran debilitados requieren de una fuente de calor. Las jaulas o tanques de reptiles deben tener calefacción, y las aves enfermas, hurones con alopecia debido a enfermedad adrenal, y pequeños roedores se benefician cuando se tiene un ambiente cálido.

  • Incubadoras comerciales, jaulas de cuidados intensivo y jaulas de tratamiento (p. ej. Lyon Technologies, Synder Manufacturing Company) son buenos ejemplos de equipos que proveen calor, oxígeno y nebulización para los pacientes. Cuando sea posible, examine la unidad antes de comprarla para así identificar posibles problemas tales como sobrecalentamiento o equipo que sea difícil de limpiar. Evalúe la habilidad de la unidad para variar la humedad al igual que su durabilidad. Idealmente, la jaula debe ser lo suficientemente grande para contener una jaula de aves estándar. Esto permitiría que un animal debilitado pueda recibir una fuente de calor y oxígeno sin ser tocado o sujetado. Mantenga una jaula de tratamiento de más con respecto al número de casos que ve usualmente. Esto permite que tenga una jaula de repuesto si otra se daña, se puede utilizar para mover pacientes para poder limpiar otra jaula que se encuentre sucia, y provee espacio para hospitalizar pacientes adicionales en un día ocupado.
  • También se puede proveer una fuente de calor en un tanque por medio de calentadores externos como cables insulados para calefacción o una almohadilla calefactora. Una alternativa es una fuente de calor radiante por encima del tanque o jaula, como una lámpara de cerámica o un proyector de radiación infrarroja (p. ej. proyector de calor Mega-Ray HP 60 watt). Asegúrese que el paciente no pueda entrar en contacto con estas fuentes de calefacción.
  • Una “habitación caliente” también se puede usar para mantener aves y reptiles enfermos. El mantener una temperatura ambiental de 80°F (27°C) hace más fácil calentar jaulas individuales.  Use un radiador para calentar la habitación y asegúrese de que este proceso sea controlado por un termostato externo. Los controles de temperatura de los radiadores tienden a no funcionar correctamente a largo plazo y pueden tener advertencias estrictas de no usar sin supervisión directa. La espiral de alambres de muchos calefactores están cubiertas de Teflón. Cuando se sobrecalientan pueden emitir un polímero sintético llamado politetrafluoroetileno (PTFE), el cual puede causar enfermedad respiratoria potencialmente fatal en aves.

Para pequeños mamíferos provea una fuente de calor suplementaria con mucho cuidado, y observe al animal de cerca por signos de sobrecalentamiento. El pelaje grueso y denso de los chinchillas hace que sean más susceptibles a sobrecalentarse a temperaturas por encima de los 75°F (24°C). El hurón siendo largo y delgado no solo es capaz de sobrecalentarse fácilmente, sino que también se puede enfriar rápidamente.

Use termómetros siempre que una jaula tenga calefacción para regular la temperatura. Coloque termómetros digitales en ambos lados de la jaula o use un termómetro infrarrojo para monitorear el gradiente de temperatura. Idealmente, las fuentes de calor deben estar conectadas a un termostato con alarmas que alertan de desviaciones por fuera del rango de temperatura preferidas para el paciente.

Mantenga aves enfermas y débiles a una temperatura mínima de 80-85°F (27-29°C). Algunas aves necesitarán un rango de 85-95°F (29-35°C). El paciente debe ser monitoreado frecuentemente por si se observan signos de sobrecalentamiento y se debe tener precaución con animales con sobrepeso. Es particularmente importante proveer un rango de temperatura para los reptiles con el fin de que ellos puedan termorregularse por si mismos. Para muchos reptiles, la zona caliente en el tanque o jaula debe estar alrededor de 90-95°F (32-35°C) y la zona fría no mas baja de 75-80°F (24-26°C).

Aislamiento

A pesar de que no es un requerimiento básico, es importante considerar que haría si se presenta un animal exótico que es altamente contagioso. Se recomienda tener una habitación de aislamiento que se encuentre lejos del área de hospitalización. Idealmente, la presión del aire de la habitación de aislamiento debe ser negativa con respecto a la presión del aire del pasillo, para así prevenir que el aire salga fácilmente de la habitación de aislamiento.

Pequeños Mamíferos

Dependiendo de la especie, pequeños mamíferos exóticos pueden ser alojados en una variedad de hábitats que van desde jaulas de acero inoxidable o jaulas de alambre hasta acuarios y tanques de Plexiglás con cierre seguro. Las jaulas de laboratorio transparentes de policarbonato para ratas, ratones y conejillos de indias también pueden funcionar bien y son mucho más duraderas que el tanque de vidrio y Plexiglás.

La comida se debe ofrecer en platos poco profundos, tapas, o tazas de plástico o cerámica del tamaño apropiado. Siempre pregunte si la mascota toma agua de una botella o de un plato, y mantenga una colección de botellas de agua de varios tamaños. Provea material para excavar como pañuelos de papel o lecho de papel reciclable, en la caja de escondite para pacientes pequeños como ratones, jerbos y hámsters.

Hurones

Tener la habilidad de excavar y formar una madriguera es importante para el hurón hospitalizado (Figura 1). Muchos dueños traen algo de la casa en el cual el hurón puede meterse pero en el hospital se pueden usar toallas, camisas viejas o una funda de almohada. Si el hurón tiene una línea de fluidos intravenosos y/o un catéter uretral es importante ofrecer algo pequeño como una toalla de cirugía para satisfacer las necesidades del paciente y al mismo tiempo minimizar el riesgo de que la línea se estrangule y se obstruya.

Los hurones necesitan material para excavar y esconderse

Figura 1. Los hurones (Mustela putorius furo) necesitan material para excavar y esconderse. Imagen proporcionada por Ariana Finkelstein. Haga Click para agrandar.

Los hurones se pueden mantener en jaulas estándar de acero inoxidable siempre y cuando el espacio entre las barras no sea muy grande y el hurón se pueda salir. Adicione una caja poco profunda para que el hurón haga sus necesidades, y ofrezca comida y agua fresca en platos de cerámica pesados para prevenir que estas creaturas activas les den vuelta.

Conejos

Para los conejos se puede usar papel periódico o pliegos de papel grueso, sin embargo siempre existe el riesgo de que los conejos se lesionen la espalda o una extremidad cuando se mantienen en superficies resbaladizas. Por lo menos una porción de la jaula debe tener más tracción. Esto se puede hacer cubriendo parte de la jaula y de la caja para esconderse, con un tapete de caucho con papel rallado encima o una toalla gruesa y larga. Como otra opción, se puede poner al conejo en un tapete o una rejilla (p. ej. rejilla recubierta de plástico, Shor-line). Es importante monitorear que el paciente no destruya y se coma la toalla o el tapete, y ofrecer una caja plástica con papel reciclable o papel rayado para que haga sus necesidades. Heno o paja también son una alternativa saludable para usar como sustrato con conejos saludables y curiosos.

Aves

Dependiendo de la especie que se este tratando, el ave hospitalizada se puede mantener en una jaula estándar de acero inoxidable, una jaula plástica con bordes lisos y cubierta con broches, una incubadora (Figura 2), o una jaula de cuidados intensivos o jaula de tratamiento. Por supuesto, jaulas para pájaros también se pueden utilizar, pero puede ser relativamente más difícil capturar a un paciente que no sea cooperativo en este tipo de jaulas. Algunas jaulas de tratamiento tienen la ventaja de ofrecer un puerto o hueco, el cual permite insertar el brazo sin tener que preocuparse de que el paciente se pueda escapar. Jaulas de acero inoxidable son una opción económica para mantener aves medianas y grandes. Estratégicamente coloque soportes para suspender en la puerta y a través de la jaula, los platos de comida y agua, juguetes y materiales de enriquecimiento ambiental. Desafortunadamente algunas veces estas jaulas de metal que son frías y brillantes no siempre son bien recibidas por todos los pacientes. Mientras que la mayoría de la jaula es fácil de limpiar, las aves pueden ensuciar la puerta la cual es mas difícil de mantener limpia. Una solución puede ser reemplazar la puerta con barras de metal por una puerta hecha con Plexiglás que contenga orificios para la ventilación

Loro Gris Africano

Figura 2. Loro Gris Africano (Psittacus erithacus). Imagen proporcionada por Jill Murray. Haga Click para agrandar.

Perchas

Todas las aves, excepto las que se encuentran bastante débiles, están mucho mas cómodas cuando hay perchas en el encierro. Se pueden conseguir perchas comercialmente o se pueden construir con tubos de PVC. Adquiera una variedad de tubos de PVC con conexiones, córtelos a diferentes longitudes y conéctelos. Cubra los tubos con vendaje autoadhesivo (Vetrap, 3M) o cinta de vendaje blanca para proveer tracción y para limpiar fácilmente (Figura 3). Coloque las perchas en el suelo de la jaula o elévelas a una distancia pequeña para minimizar el riesgo que el ave se lesione si se cae. Para aves que se encuentren en jaulas de acero inoxidable se pueden conseguir perchas que se atornillan en la puerta con tuercas y arandelas.

Cubrir las perchas con material de vendaje autoadhesivo provee una mejor tracción para pacientes enfermos y facilita su limpieza

Figura 3. Cubrir las perchas con material de vendaje autoadhesivo provee una mejor tracción para pacientes enfermos y facilita su limpieza. Imagen proporcionada por Jill Murray. Haga Click para agrandar.

Aunque se pueden ofrecer perchas de PVC para aves silvestres, estos animales aceptan mejor ramas de árboles naturales (Figura 4). Haga clic en Plantas y ramas para su ave para consejos sobre como hacer la mejor selección. Para aves de presa, se pueden fabricar perchas de varios tamaños usando tubos de PVC cubiertos con césped artificial, o utilizando ramas largas y fuertes

Ramas naturales robustas pueden servir como buenas perchas para aves de presa

Figura 4. Ramas naturales robustas pueden servir como buenas perchas para aves de presa. Haga Click para agrandar.

Platos

A veces a las aves les gusta perchar en sus platos de comida y agua cuando están hospitalizados. Los platos de metal estándar no son lo suficientemente pesados para sostener el peso del animal. Es por esta razón que se deben utilizar platos pesados de cerámica o de plástico del tamaño apropiado.

Elevar los platos de comida y agua puede ayudar cuando las aves están débiles o sufren de déficits neurológicos. Una vez que los platos están elevados, el paciente no necesita reclinarse para comer y tomar agua. Por lo tanto esto puede ayudar a incrementar la cantidad de alimento y minimiza el riesgo de caídas, particularmente en el plato del agua. También permite el uso relativo de platos delgados lo cual reduce el desperdicio de comida.

La comida ofrecida en platos puede que no sea bien recibida por animales silvestres que estén acostumbrados a buscar su propio alimento en el suelo. En cambio, es mejor dispersar la comida en el suelo de la jaula. Si decide utilizar platos, asegúrese que no sean muy hondos o utilice una tapa de plástico.

Pájaros Cantores

Prevenir el escape y reducir el estrés son los objetivos principales al hospitalizar pájaros cantores. Si el pájaro va a estar hospitalizado por un período de tiempo corto, se recomienda utilizar una jaula de Plexiglás la cual facilita su captura gracias al hueco en la cubierta plástica de la jaula. Mantenga la jaula en una habitación que permita una captura fácil en caso de que el pájaro se escape.

Aves Acuáticas

Ofrezca platos grandes o baldes para los cisnes, gansos y patos; idealmente el ave debe poder sumergir su cabeza completamente. Para mantener la impermeabilidad de su plumaje, es necesario permitir que estos pacientes naden en una bañera o piscina para niños regularmente (Figura 5). Si el ave no se puede sumergir en agua debido a razones médicas, es importante rociarlo a diario completamente para estimular el acicalamiento del plumaje. Mantenga aves acuáticas en tapetes de caucho o en bases de alambre para prevenir que el encierro permanezca muy mojado. Para prevenir el desarrollo de pododermatitis en aves acuáticas que van a ser hospitalizadas a largo plazo, es importante incluir algún tipo de soporte como sustrato en el suelo.

Pato doméstico en una piscina para niños

Figura 5. Pato doméstico (Anas platyrhynchos domestica) en una piscina para niños. Imagen proporcionada por Joe Roberts. Haga Click para agrandar.

Reptiles

Cada reptil tiene una zona de temperatura óptima preferida (ZTOP) en la cual su fisiología funciona óptimamente. La habilidad de un reptil enfermo de sanarse y recuperarse es más eficiente dentro del ZTOP. Coloque termómetros digitales dentro o fuera del tanque en ambos extremos para monitorear la temperatura del encierro. El objetivo es que en un extremo del encierro la temperatura sea equivalente al nivel bajo del ZTOP, mientras que en el otro extremo la temperatura sea equivalente al nivel alto del gradiente de temperatura recomendado. Algunas especies también requieren un área donde puedan exponerse mas de cerca a los rayos ultravioleta y en esta área la temperatura alcanza niveles mas altos. Por ejemplo el dragón barbudo (Pogona vitticeps) tiene un ZTOP de 80-88°F (27-31°C), pero su área de asolearse debe alcanzar 95-105°F (35-40°C). Las áreas de asolearse para lagartos arborícolas son alcanzadas a medida que el animal trepa más alto y se acerca a la fuente de calor. Solo reptiles con fuerza adecuada y buena calidad ósea deben tener áreas verticales para trepar y nunca se debe permitir al reptil que entre en contacto con la fuente de calor. Si en su clínica se atienden reptiles frecuentemente, coloque una tabla de referencia que liste los rangos de temperaturas recomendadas (Tabla 1) para ayudar a sus empleados a preparar los encierros.

Tabla 1. Recomendaciones de temperatura del encierro o zona de temperatura óptima preferida (ZTOP) de especies de reptiles selectas. No ve a la especie de interés en esta lista? Para muchos reptiles, un rango de temperatura de 75-85°F (24-29°C) sirve como una buena referencia hasta que los requerimientos específicos de la especie puedan ser determinados.
Nombre común Nombre científico POTZ °F (°C) Basking spot °F (°C) Nighttime low °F (°C)
Anolis Género Anolis 75-80 (24-27) 85-90 (29-32) 65-75 (18-24)
Boa constrictora Boa constrictor 80-90 (27-32) 90 (32) 70-75 (21-24)
Boa de Baja California Lichanura trivirgata 73-83 (23-28) 78-85 (26-29) 70-75 (21-24)
Camaleón de Jackson Chamaeleo jacksonii 70-80 (21-27) 82-85 (28-29) Low to mid 70s (21-24)
Camaleón pantera Furcifer pardalis 75-90 (24-32) 95 (35) 65-70 (18-21)
Camaleón velado Chamaeleo calyptratus 70-85 (21-29) 90-95 (32-35)3 60-65 (16-18)
Culebra real coralillo Género Lampropeltis 76-86 (24-30) 88-93 (31-32) Low 70s (21-23)
Dragón barbudo Pogona vitticeps 80-88 (27-31) 92-95 (33-35) 60-70 (16-21)
Dragón de agua Chino Physignathus cocincinus 84-90 (29-32) 92-97 (33-36) 75-78 (24-26)
Escinco de lengua azul Tiliqua spp., Cyclodomorphus spp 75-88 (24-31) 90-95 (32-35) Low to mid 70s (21-24)
Escinco gigante de las Islas Salomón Corucia zebrata 75-86 (24-30) 86-92 (30-33) Low to mid 70s (21-24)
Gecko leopardo Eublepharis macularius 70-80 (21-27) 90 (32) Low 70s (21-23)
Iguana verde Iguana iguana 80-88 (27-31) 92-95 (33-35) 70-75 (21-24)
Pitón Real Python regius 80-85 (27-29) 90 (32) 70-75 (21-24)
Serpiente del maíz Elaphe guttata 75-85 (24-29) 90 (32) 65-72 (18-22)
Serpientes reales Género Lampropeltis 76-86 (24-30) 88-93 (31-32) Low 70s (21-23)
Tortuga de caja común Terrapene carolina 70-80 (21-27) 85–90 (29-32) 70-75 (21-24)
Tortuga de espolones Africana Geochelone sulcata 70-90 (21-32) 95 (35) 70s (21-26 C)
Tortuga de la Florida Gopherus polyphemus 75-85 (24-29) 88-94 (31-34) 70s     (21-26)
Tortuga de orejas rojas Trachemys scripta elegans 75-82 (24-28)1 90-95 (32-35) 70-75 (21-24)
Tortuga del desierto Gopherus agassizii 80-85 (27-29) 95 (35) 65-70 (18-21)
Tortuga leopardo Geochelone pardalis 72-86 (22-30) 90 (32) 70 (21)
Tortuga Mediterránea Testudo hermanni 78-85 (26-29) 90 (32) 70-75 (21-24)
Tortuga pintada Chrysemys picta 72-82 (22-28)1 85–90 (29-32) High 60s to low 70s (20-23)
Tortuga Rusa Testudo (Agrionemys) horsfieldii 78-85 (26-29) 90-95 (32-35) 60-75 (16-24)
Tortuga terrestre de patas rojas Geochelone carbonaria 78-85 (26-29) 90 (32) High 60s to low 70s (20-23)
Uromastyx o lagarto de cola espinosa Género Uromastyx 88-104 (31-40) 110-120 (43-49) 60-70 (16-21)
Varano de Sabana Varanus exanthematicus 84-92 (29-33) 94-100 (34-38) 75 (24)
ZTOP: Zona de temperatura óptima preferida en la cual las funciones fisiológicas de un reptil funcionan óptimamente.

Un indicador de humedad o higrómetro es bastante útil cuando se tienen varias especies de animales exóticos, pero es un requisito para mantener reptiles. La mayoría de reptiles necesitan una humedad relativa de 50-70%. Tortugas de desierto requieren una humedad de 30-50%, mientras que especies subtropicales de 60-80% y tropicales de 80-90%.

  • Para incrementar la humedad en el encierro, se debe mantener una bañera lo suficientemente grande para que el paciente se pueda sumergir. Sin embargo este contenedor no debe ser muy hondo para que el acceso sea fácil.
  • Para incrementar la humedad, coloque el contenedor de agua debajo de la fuente de calor, y/o rocíe la jaula regularmente con agua. 
  • Colocar un plato o un rollo de algodón mojado en agua debajo de la fuente de calor también puede ayudar a incrementar la humedad.
  • En algunas jaulas de tratamiento o incubadoras puede ser difícil incrementar los niveles de humedad. En estos encierros también puede ser de gran ayuda colocar un plato con una esponja, toalla o rollo de algodón que se encuentren mojados.

La mayoría de reptiles no son hospitalizados un tiempo lo suficientemente largo para necesitar radiación ultravioleta (UV), sin embargo los rayos ultravioleta de amplio espectro pueden proveer beneficios fisiológicos.

Tortugas

La mayoría de tortugas terrestres no pueden trepar bien; por lo tanto deben ser mantenidas en jaulas con lados altos y sin cubierta. Mantenga tortugas acuáticas y semi-acuáticas en tanques de vidrio. Algunas especies de tortugas acuáticas pueden trepar ágilmente por lo que es necesario tener una cubierta para prevenir que estas especies se escapen.

Siempre y cuando las crías de tortugas pintadas (Chrysemys picta) y de tortugas de orejas rojas (Trachemys scripta) sean lo suficientemente fuertes para nadar, se pueden añadir al tanque 3-6 pulgadas (7.5-15 cm) de agua del grifo. Tortugas grandes jóvenes y adultas necesitan entre 10-30 pulgadas (20-60 cm) de agua. La temperatura del agua debe ser monitoreada regularmente y se debe mantener entre 82-85°F (28-29°C), con la ayuda de un calentador de agua sumergible. También es importante realizar cambios frecuentes de agua del 50-100% para mantener condiciones sanitarias adecuadas.

Se debe mantener un área seca en el tanque utilizando madera, pedazos de corcho, o una piedra plana que descanse encima de ladrillos sumergidos. Se debe crear una inclinación que permita a la tortuga escalar fácilmente, y colocar una lámpara de luz UV cerca de una de las esquinas de esta área para que el animal se pueda asolear. Esta área debe alcanzar una temperatura de 90-95° F (32-35°C).

Camaleones

Inicialmente, los camaleones enfermos necesitan estar en una incubadora o en una jaula con calefacción. Cuando el camaleón sea capaz de perchar y escalar, se puede colocar en una jaula vertical como una jaula de aves o una jaula de malla con bastantes ramas de diferentes tamaños (Figura 6). Adicione una fuente de calor radiante y plantas artificiales. Se puede proporcionar agua rociando las plantas cada 4-8 horas, con un gotero comercial para reptiles, o se puede construir un sistema de goteo utilizando una bolsa de fluidos o una copa plástica con pequeños orificios en la base.

Los camaleones necesitan materiales para perchar

Figura 6. Los camaleones necesitan materiales para perchar. Haga Click para agrandar.

Anfibios

La mayoría de anfibios se pueden mantener fácilmente en una jaula de Plexiglás con lados lisos y transparentes y con una cubierta que permita la ventilación. Un contendor plástico de comida con orificios en los lados para proveer ventilación también se puede utilizar como un recinto temporario. Es necesario hacer los orificios de ventilación de adentro hacia fuera para que el paciente no se vaya a lesionar con bordes salidos y ásperos.

Un gradiente de temperatura entre 75-80°F (24-27°C) es apropiado para varios anfibios, sin embargo algunas especies comunes, como la rana arborícola de White (Pelodryas caerulea) y muchas otras ranas y sapos tropicales, necesitan un área para asolearse con una temperatura entre 85-100°F (29-38°C). Varias salamandras necesitan temperaturas mucho más bajas y se pueden sobrecalentar si la temperatura sube mas allá de los 72°F (22°C). Coloque una almohadilla térmica a lo largo de la parte posterior o debajo de una porción del tanque. Nunca se debe utilizar una lámpara de calor radiante de potencia alta directamente sobre el encierro del anfibio ya que la lámpara seca el ambiente y puede causar problemas para el paciente.

Se debe tratar de mantener una humedad relativa de 50%, aunque 70-90% es preferible para varias especies. Para mantener una humedad apropiada y mantener al paciente húmedo se debe:

  • Ofrecer un plato de agua poco profundo
  • Colocar toallas de papel (que no hayan sido tratadas con blanqueador) en el fondo del encierro que estén húmedas en todo momento. Como alternativa se puede utilizar filme alveolar también conocido como plástico de burbuja, el cual funciona como un sustrato suave, atraumático y húmedo.
  • Rociar las paredes y las plantas de plástico frecuentemente.
  • Si los niveles de humedad todavía no son lo suficientemente altos, coloque plástico de burbuja sobre el encierro.

La temperatura y la humedad se deben monitorear con termómetros e higrómetros digitales como fue descrito en la sección de reptiles. Es importante asegurarse que haya una buena ventilación.

Nunca utilice agua del grifo para los anfibios debido a la presencia de cloro, cloraminas, y otras sustancias disueltas como el plomo. Fuentes de agua aceptables incluyen agua de manantial embotellada, agua de grifo filtrada con carbón activado, agua de grifo tratada con tiosulfato de sodio (ingrediente activo en declorinadores comerciales), o agua de grifo reposada. Para reposar agua, se debe colocar agua a temperatura ambiental en un contenedor abierto por un mínimo de 24 horas para permitir que el cloro se evapore.

Anfibios acuáticos se deben mantener en un encierro que contenga agua fresca declorinada, idealmente con un pH y temperatura similar al tanque en el que viven en casa. Una piedra difusora de aire se debe usar para mejorar la difusión de oxígeno. Un aireador se puede improvisar temporalmente pasando aire a través de un tubo delgado como un catéter uretral de caucho rojo. Se deben incorporar plantas plásticas para ofrecer lugares para esconderse.

Peces

Estos pacientes deben ser transportados a la clínica en tanques con no menos de 0.5 galones de agua por cada pulgada de pez (0.8 L/cm). Neveras pequeñas con tapas son bastante útiles para transportar peces ya que ayudan a mantener el agua a una temperatura constante. Una vez el paciente ha llegado, prepárese para administrar aire en el contenedor de transporte utilizando una bomba de aire portátil con una piedra difusora desechable. Esto es especialmente importante si el paciente esta boqueando o esta respirando con dificultad en la superficie del agua. También hay que estar preparado para incrementar el suministro de aire si se espera que la visita al hospital va a ser más larga de 30 minutos.

Si el pez debe ser hospitalizado y el dueño no trae suficiente agua para llenar un tanque, es responsabilidad de la clínica ofrecer una fuente de agua segura (revise la sección de anfibios arriba). La temperatura ideal del agua varia con la especie, aunque la mayoría de peces que se tienen como mascotas son tropicales y por lo tanto necesitan una temperatura entre 76-86°F (24-30°C). La calidad del agua se puede revisar usando un kit de análisis. Los niveles de oxígeno disuelto se deben encontrar entre 6-10 ppm, y el pH entre 6-8.

Si su clínica ve esporádicamente peces, puede ser útil mantener un acuario de 10-20 galones (38-76 L) con capacidad de filtración, calefacción, bombas de aire y piedras difusoras. El tanque debe estar en una habitación libre de aerosoles y en la que se pueda graduar la luz. El ruido y las vibraciones se deben mantener a un mínimo.

Que hacer en caso de apuro

Y si usted no ve animales exóticos rutinariamente? Las mascotas no-tradicionales continúan creciendo en nuestro campo y es importante siempre estar preparados para lo inesperado. Parte del equipo que se ha mencionado en este documento como jaulas pequeñas, incubadoras y jaulas de tratamiento, también pueden ser útiles en general en nuestra profesión.

Así usted no cuente con suficiente equipo, todavía hay mucho que se puede hacer por un paciente exótico en estado critico que no puede ser referido inmediatamente a un especialista. Suplementar oxígeno y calor como sea indicado para la especie deber ser el objetivo principal. Jaulas y tanques no se deben colocar encima de almohadillas térmicas, aunque estas pueden ayudar al paciente a corto plazo a mantener una temperatura adecuada. La almohadilla térmica se puede colocar debajo de la jaula cubriendo una pequeña porción siempre y cuando este en el nivel más bajo y haya una toalla entre la almohadilla y la jaula. Se puede “construir” una incubadora colocando una toalla en uno de los lados de la jaula. Luego se coloca una fuente de calor radiante como una lámpara de cerámica lo suficientemente cerca para proporcionar calor sin crear ningún riesgo, y se monitorea de cerca.

Resumen

Una gran variedad de especies son mantenidas como mascotas, y lograr mantener los requerimientos de refugio para cada una puede llegar a ser difícil. Los encierros deben ser adaptados para cubrir las necesidades de cada especie, sin embargo hay necesidades básicas en cuanto espacio, tipo de jaula y equipo que se deben cumplir (Tabla 2).

Lista de requisitos mínimos para hospitalizar aves, pequeños mamíferos, y reptiles en la clínica.

  • Un lugar tranquilo (libre de perros, gatos y hurones)
  • Área(s) donde oxígeno/nebulización puedan ser suministrados
  • Habitación(es) donde la luz se pueda graduar (p. ej. reguladores de luz)
  • Termómetros e higrómetros digitales
  • Material para perchar
  • Jaulas de Plexiglás con bordes lisos y cubierta con broches (diferentes tamaños)
  • Platos de cerámica o plástico pesados
  • Botella con agua para rociar
  • Bastante papel periódico o papel rallado, tapetes de baño de caucho
  • Fuentes de calor
  • Objetos para esconderse (seguridad visual)
  • Botellas de agua

Referencias

Referencias

Bewig M, Mitchell MA. Wildlife. In: Mitchell MA, Tully TN (eds). Manual of Exotic Pet Practice. St. Louis: Saunders Elsevier; 2009. Pp. 496-497.

Clayton LA, Gore SR. Amphibian emergency medicine. Vet Clin North Am: Exot Anim Pract 10(2):590-594, 2007.

Hadfield CA, Whitaker BR, Clayton LA. Emergency and critical care of fish. Vet Clin North Am: Exot Anim Pract 10(2):647-654, 2007.

Kaplan M. Herp and green iguana information collection. Disponible en: http://www.anapsid.org/. Visitado Enero 22, 2011.

Mader DR. Critical care techniques in reptile patients. Proc Annu Conf CVC 2008.

Martinez-Jimenez D, Hernandez-Divers SJ. Emergency care of reptiles. Vet Clin North Am: Exot Anim Pract 10(2):558-559, 2007.

Mylnicezenko N. Amphibians. In: Mitchell MA, Tully TN (eds). Manual of Exotic Pet Practice. St. Louis: Saunders Elsevier; 2009. P. 81.

Quesenberry KE, Carpenter JW. Ferrets, Rabbits and Rodents: Clinical Medicine and Surgery, 2nd ed. St. Louis: Saunders; 2004.

Ramsey B. Temperatures and thermoregulation. Disponible en: http://raisingkittytheveiledchameleon.blogspot.com/. Visitado Enero 23, 2011.

Wright KM, Whitaker BR. Amphibian Medicine and Captive Husbandry. Malabar (Kerala): Krieger; 2001.

World Chelonian Trust Care Sheets. Disponible en: http://www.chelonia.org/care.htm. Visitado Enero 21, 2011.

Para citar esta página :

C. Basic husbandry: Hospitalizing the non-traditional pet. LafeberVet website. Enero 17, 2011 https://lafeber.com/vet/es/informacion-de-cuidado-basico-hospitalizacion-de-mascotas-no-tradicionales/